Público
Público

Asiáin: "Me sorprende mucho que Cervera no denunciara los hechos como hice yo"

El presidente de Caja Navarra dice que el diputado del PP había rebasado últimamente "los límites razonables de la crítica" respecto a la entidad

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente de Caja Navarra, José Antonio Asiáin, ha sostenido hoy que ante un 'intento de extorsión bajo la amenaza de hacer pública una acusación falsa' no cabía otra opción que denunciar ante la Guardia Civil y ha expresado su sorpresa por que Santiago Cervera no actuara de igual manera.

Asiáin, quien ha reconocido que está bajo un cierto 'shock', pero convencido de que ha hecho 'un servicio más a Caja Navarra', ha relatado en rueda de prensa lo sucedido desde que el pasado 5 de diciembre recibiera un correo anónimo que le exigía el pago de 25.000 euros bajo la amenaza de que de lo contrario haría público que estaba facturando como abogado importantes cantidades de dinero a Caja Navarra, de las que también se beneficiaba su hijo.

Ante esa amenaza presentó una denuncia ante la Guardia Civil, a consecuencia de la cual se puso en marcha un dispositivo en el que fue detenido el diputado del PP, Santiago Cervera, quien, según explica en su blog, acudió al lugar en el que fue detenido tras recibir un correo en el que se le indicaba que podía disponer de cierta documentación sobre asuntos relativos a Caja Navarra.

'En este asunto yo soy la víctima, el denunciante y en el proceso judicial soy el acusador, no soy el juez, no voy a enjuiciar a Santiago Cervera, ni mucho menos al PP, porque sé distinguir muy bien entre las personas y las organizaciones a las que pertenecen', ha dicho al ser preguntado sobre la implicación del diputado del PP.

En cualquier caso ha asegurado que le 'sorprende mucho' que no tomara la decisión que tomó él y se ha preguntado por qué al recibir 'un correo en el que le dicen que le van a dar documentación comprometedora contra Caja Navarra' no lo denunció ante la Guardia Civil o lo comunicó a alguien de su partido.

'Es él quien ha sido detenido y es el que ahora en un proceso con todas las garantías tendrá que hacer ver si su versión de los hechos es la correcta', ha añadido Asiái, quien ha subrayado también: 'Ni me creo, ni me dejo de creer' la versión de Cervera.

Asiáin, quien ha reconocido que fue sondeado por el abogado de Cervera sobre la posibilidad de retirar la denuncia, ha dicho que no lo va a hacer 'mientras los hechos no estén absolutamente claros'.

'Después de padecer un cáncer y un ictus no quiero hacer daño a nadie, pero quiero que quede claro el papel que ha jugado cada uno y que responda por sus actos', ha recalcado, a lo que ha añadido que esta extorsión no se la hacían a él por ser José Antonio Asiáin, sino por ser presidente de Caja Navarra.

Sobre su relación con Cervera, quien ha reconocido que ha sido 'muy crítico' con la gestión de Caja Navarra, ha comentado que hasta hace poco era 'normal', pero de 'un tiempo a esta parte' Cervera rompió esa relación y 'tomó una actitud muy agresiva no basada en hechos ni en opiniones respetuosas sino rebasando muchas veces los límites de lo que entiende una crítica razonable'.

En cuanto a la acusación a la que se hacía referencia en el correo de extorsión que recibió, Asiáin ha asegurado que no se ha lucrado 'indebidamente' prestando servicios como abogado a la Caja y que desde 2004, cuando fue nombrado miembro del Consejo de Administración, no ha prestado ningún servicio, ni ha facturado nada, ni ha cobrado 'ni un solo euro'.

En cuanto al relato de los hechos, ha comentado que se encontraba de vacaciones en Morrojable (Fuerteventura) cuando el día 5 al revisar su correo vio un mensaje, enviado el día anterior por la tarde, que llamó su atención 'porque decía caso Caja o Caja caso'.

Como 'el intento de extorsión era evidente' y la acusación 'falsa' presentó una denuncia en el cuartel de la Guardia Civil de esa localidad, que motivó la apertura de diligencias.

Desde ese momento, y hasta ayer por la tarde, cuando recibió un mensaje de un abogado de Pamplona, que resultó ser el letrado de Cervera que quería contactar con él, no había recibido ninguna llamada ni mensaje relacionado con este asunto. Al informar a la Guardia Civil de ese mensaje se le comunicó que había sido detenida una persona, cuya identidad no le fue facilitada, pero que posteriormente se confirmó que era Cervera.