Público
Público

La asistenta del conde Güemes facilitó el robo de su diadema de un millón de euros

La Guardia Civil ha detenido a cinco de los miembros de la trama que perpetró el robó en el palacio de Revillagigedo, en Asturias. El botín ya había desaparecido

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Casi un año le ha costado a la Guardia Civil esclarecer el robo sufrido por el conde de Güemes en su palacio de Revillagigedo, situado en Deva, una pequeña parroquia de unos 600 habitantes del concejo asturiano de Gijón. Este domingo fue cuando se destapó toda una compleja trama tejida por la asistenta del noble y sus familiares, que colaboraron con una banda criminal, con base en Madrid, para apoderarse de una diadema de un millón de euros, según recoge el periodista R. García en el diario asturiano La Nueva España.

Los hechos ocurrieron el 17 de mayo de 2012, cuando una mujer de origen latinoamericano contactó con los jefes de la banda para ofrecerles acceso al palacio a cambio de llevarse una parte del botín. Esta mujer llevaba varios meses viviendo en la casa sin que lo supieran los propietarios, que no residían habitualmente allí, puesto que es familiar de la asistena, a la que llegó a convencer, junto a su marido, para que 'abandonaran la casa' y 'miraran hacia otro lado'.

Entonces, los tres miembros de la banda viajaron hasta Gijón para preparar el robo en la mansión, de la que conocían ya todos los detalles por las informaciones facilitadas. Como relata el periodista del diario asturiano, los tres hombres entraron por la puerta que les abrió su cómplice, aunque rompieron una ventana para confundir a la Policía. Cuando salieron de la mansión tenían en su poder una diadema valorada en más de un millón de euros, 35.000 euros en efectivo, un reloj y otras antigüedades.

Los tres ladrones entraron por la puerta que les abrió la cómplice, familiar de la asistenta

La Guardia Civil averiguó que tres sospechosos de anteriores robos de viviendas en Madrid de origen latino habían estado en Gijón durante los días del crimen y descubrieron que además éstos tenían relación con y una familiar de la asistenta del conde de Güemes. Así, detuvieron a finales de diciembre a la asistenta y a su marido en Gijón mientras la Policía Nacional también procedía al arresto de otros dos miembros de la banda en Madrid. Finalmente, la última detención se produjo en Gijón el 26 de diciembre. Todos los detenidos han ingresado en prisión por orden del juez.

Demasiado tarde para el conde: las joyas y otras antigüedades robadas ya habían sido vendidas. Sin embargo, los agentes de Madrid consiguien encontrar las herramientos con las que los acusados habían podido abrir la caja fuerte de la mansión de Deva y una una piedra de toque utilizada para comprobar la veracidad de las piezas de oro.

La Guardia Civil sigue aún tras la pista del último componente de la banda, en paradero desconocido, y la familiar de de la asistenta que abrió la puerta a los ladrones.

DISPLAY CONNECTORS, SL.