Público
Público

Una asociación afín al PP paga el abogado a ex presos cubanos

Los conservadores financian la estrategia de ataque contra el Gobierno central

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Asociación Iberoamericana por la Libertad (AIL), dirigida por Antonio Guedes, ha contratado al abogado que asesora a los ex presos cubanos. Fernando Vizcaíno de Sas es el letrado que aconseja al grupo de seis ex reclusos que ha decidido plantar cara al Gobierno con su empeño de permanecer en Madrid.

Pero la clave del asunto reside en que Guedes es miembro de la Junta Directiva Regional del PP de la Comunidad de Madrid desde septiembre de 2008. En aquella fecha Esperanza Aguirre decidió incluir entre los suyos a una rumana, un ecuatoriano y un cubano. Este era Guedes. Tampoco sería raro si no fuera porque, desde que aterrizó en Barajas el primer grupo de disidentes, el entorno de la presidenta madrileña no ha escatimado en críticas a la gestión del Gobierno durante el proceso de acogida.

Fernando Vizcaíno cobrará una minuta cuyo importe no se ha determinado, pero inferior a lo habitual “porque simpatiza por la causa y ha colaborado en otras ocasiones con la asociación”, explica Guedes.

Según explicó el ex preso Julio César Gálvez a Público, los disidentes han pedido asesoramiento a Vizcaíno para “llevar hasta el final” su voluntad de permanecer en Madrid y para “agilizar los trámites de la obtención de la condición de asilados políticos”. Este grupo de seis ex reclusos ha rechazado la protección internacional asistida que les recomendó el Ejecutivo socialista desde su llegada y al que se han acogido algunos otros, como Pablo Pacheco, quien ya ha regularizado su situación.

Respecto a la “dispersión intencionada” a la que supuestamente el Gobierno quiere someter a los disidentes, –según denunció el consejero madrileño de Presidencia, Francisco Granados–, el Ejecutivo ha afirmado en varias ocasiones que en ningún caso responde a esa voluntad. “La concentración territorial es imposible porque no hay plazas disponibles en centros de esa comunidad”, declaran fuentes del Ministerio de Trabajo.

Los vínculos entre la disidencia cubana en España y los conservadores no parecen ser territorio exclusivo del entendimiento político o ideológico. También existe un nexo económico que se hace evidente al observar las generosas subvenciones que la Comunidad de Madrid otorga a estas asociaciones anticastristas.

La Asociación Iberoamericana por la Libertad, que preside Guedes, ha conseguido una subvención de 79.000 euros, según publicó El País. La Fundación Hispano Cubana, organización muy ligada al Partido Popular, recibió en diciembre de 2009 la cantidad de 40.000 euros para el desarrollo del proyecto Derechos Humanos y sociedad para el desarrollo.

Cuatro meses antes, esta misma asociación se había hecho con 1.221,48 euros más para sufragar los gastos de la edición de su revista. Estas ayudas no son las únicas, en 2006, la fundación recaudó de las arcas madrileñas la suma de 33.974 euros en concepto de subvención para el proyecto Si vas a Cuba, Ayúdales.