Público
Público

La "asociación cultural" que homenajeó a Hess

Una foto de una manifestación delata el ideario nazi de 'Blood and Honour' 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Tras una pancarta con la leyenda 'Rudolf Hess. Prisionero de la paz. Caído en 17/08/1987', al menos cuatro de los 18 imputados en el juicio que se sigue estos días en la Audiencia Provincial de Madrid contra Blood and Honour (Sangre y Honor) participaron en 2004 en una marcha neonazi celebrada en Wunsiedel, la pequeña localidad alemana donde se encuentra la tumba del que fuera ministro y uno de los más estrechos colaboradores de Adolf Hitler.

Cuatro imputados aparecen en un acto en memoria del ministro de Hitler

Así lo atestigua la imagen a la que te ha tenido acceso Público y que en su día fue divulgada por webs alemanas contrarias a aquel encuentro. En ella se ve, de izquierda a derecha, a Jorge García, Francisco Javier Bueno, Sergio Fernández y Ángel Manuel Utrero, acusados todos de asociación ilícita y tenencia de armas prohibidas.

No es la única foto de ellos en aquel homenaje. Otras instantáneas, incorporadas en su día al sumario por la Guardia Civil, también recogen la presencia de todos ellos en aquel acto, así como de varios más de los que se sientan estos días en el banquillo.

En la imagen que reproduce este diario, los cuatro imputados y los jóvenes que los rodean visten camisetas azules estampadas con un escudo con los colores de la bandera española y las palabras División 250, en alusión a las tropas españolas que lucharon junto al Ejército nazi, la División Azul. El grupo porta también numerosas banderas españolas en las que el escudo ha sido sustituido por el águila bicéfala imperial, emblema que en la década de 1990 comenzaron a utilizar grupos neonazis españoles entre su simbología.

La imagen fue tomada en 2004 en una concentración ultra en Alemania

Además, uno de los participantes lleva una gorra con la palabra Nationalist, la marca registrada por Blood & Honour para vender ropa a grupos afines y recaudar fondos para la organización, según se destaca en un informe de la Guardia Civil sobre las actividades de los imputados.

La foto torpedea la defensa de los 18 acusados, que en las cuatro jornadas del juicio celebradas hasta ahora han intentado demostrar que el grupo es, simplemente, una 'asociación cultural' cuyo principal objetivo es impedir que los jóvenes caigan en la droga. Unos fines rebatidos por los testimonios prestados tanto en la jornada del lunes como en la de ayer por 13 guardias civiles que participaron en las investigaciones y que coincidieron en negar ante el tribunal el supuesto carácter apolítico del grupo.

Forma parte de una serie aportada por la Guardia Civil al sumario

El lunes, el sargento que dirigió las pesquisas desveló la existencia de un acta fundacional secreta de Blood & Honour en cuyos 17 puntos se hacían explícitas referencias a la 'ideología nacionalsocialista' de sus integrantes. El documento recogía al final una cita de Adolf Hitler, como adelantó en su edición de ayer Público.

Los agentes que declararon ante el tribunal insistieron ayer en la misma línea. Varios aseguraron que en uno de los conciertos organizados por el grupo para recaudar fondos el celebrado en Talamanca del Jarama (Madrid) en febrero de 2005, se profirió el grito antisemita 'seis millones de judíos más a la cámara de gas'. Otros agentes aseguraron que los asistentes se despidieron con el saludo hitleriano.