Público
Público

Asturias y el País Vasco se suman al debate taurino

El PP registra en el Congreso su propuesta de modificación de la ley de espectáculos taurinos para blindar la lidia en España

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los colectivos antitaurinos se han repuesto rápido de la resaca tras su victoria catalana y ya han puesto en marcha las próximas iniciativas para ampliar los espacios libres de lidia en España. Así, mientras ayer en Madrid el PP presentaba en el Congreso su propuesta para blindar la lidia en toda España, los animalistas del País Vasco anunciaron una recogida de firmas igual a la de Prou! que tanto éxito ha tenido en Catalunya. En Oviedo, el partido Bloque por Asturias comunicó, también ayer, que lanzará una iniciativa legislativa en el Parlamento asturiano, donde conforma el Grupo Mixto, en cuanto este vuelva a la actividad en septiembre.

La Asociación para un Trato Ético de los Animales (ATEA) presentó ayer su proyecto para llevar el debate abolicionista a la Cámara Vasca: 'Para que nos digan qué opinan de todo esto', asegura. Para ello, han organizado una recogida de firmas en plena feria taurina de la Semana Grande de Bilbao, a mediados de agosto. Firmas que presentarán en el Parlmento vasco, donde además tienen previsto entrevistarse con cada uno de sus 75 parlamentarios.

El portavoz de ATEA, Kepa Tamames, se mostró convencido en declaraciones a Público de que habrá debate, para al menos, 'sacarles los colores a esta gente'. La campaña de ATEA no acaba aquí: se concentrarán frente a la plaza de toros de Vitoria en el transcurso de la feria de la capital alavesa y, además, reclamarán un sondeo público a la ciudadanía para preguntar su opinión sobre 'el maltrato a los animales y la tauromaquia'.

En cualquier caso, Tamames aseguró que 'es tan fácil' como retirar el apartado que exime a los toros de la Ley vasca de Protección de Animales, y 'si no está en la agenda del gobierno, pues que lo pongan'.

En Asturias, también se debatirá si debe eliminarse de la ley de protección animal la excepción que se hace con la tauromaquia, como ya se ha hecho en Catalunya. El Bloque por Asturias se servirá de su representación parlamentaria para plantear en septiembre, ante la junta de portavoces, la reforma legislativa. En palabras de su portavoz, Rafael Palacios, pretenden 'provocar el debate en la sociedad asturiana para que se asuma que en el siglo XXI no se puede ejercer la violencia contra ningún ser vivo, ni siquiera con el argumento de la tradición'.

Estas iniciativas tienen, a priori, pocas posibilidades en sus respectivos parlamentos. Por un lado, los políticos vascos no está dando síntomas de querer entrar en este debate. Fuentes del PNV afirman que 'este es un tema que nunca se ha planteado en el seno del partido' y desde las filas socialistas, el portavoz parlamentario José Antonio Pastor considera que 'no hay un clima político en Euskadi como para propiciar' el debate. En Asturias, la ajustada mayoría del PSOE, obligaría a que casi todos los votos socialistas se decantaran por la prohibición para hacer frente a la negativa del PP.

Precisamente, los conservadores presentaron ayer su propuesta de reforma normativa para blindar a su manera la tauromaquia en todo el Estado. Así, su idea es cambiar la ley que regula los asuntos taurinos (de 1991) para obligar al Gobierno a aprobar 'los instrumentos de protección necesarios en atención al interés cultural y turístico, tanto nacional como internacional, de la fiesta de los toros'. Y en función de esa protección, se justificaría la siguiente frase, que también se añadiría a la norma: 'Cualquier cambio en el régimen especial de protección de la fiesta de los toros exigirá un ley aprobada por las Cortes Generales'. Hoy por hoy, los toros son regulados por leyes autonómicas ya que la materia de los espectáculos está transferida.

Esta idea del PP de desdeñar las decisiones que pudieran tomar las distintas cámaras legislativas autonómicas indignó ayer especialmente al presidente del Parlament de Catalunya, Ernest Benach, quien defendió la competencia catalana en este asunto. 'Que alguien pretenda pasar por encima sería un insulto grave', denunció Benach.

Además de la propuesta de reforma en el Congreso, el PP siguió manifestando ayer su radical oposición a lo aprobado el miércoles el Parlament en una sesión que fue seguida por 60.000 personas a través de su web. Alberto Núñez Feijóo, presidente de una comunidad de escaso arraigo taurino como es la gallega, aseguró que en su tierra están 'más preocupados por las vacas que por los toros', por lo que no van a 'entrar a ese capote'. Su compañera de partido y alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, tildó de 'atentado contra la libertad' la decisión del Parlament, y desde Andalucía, la portavoz del PP en el Parlamento, Esperanza Oña, se quejó de que por culpa del PSOE en España 'hay que abortar por narices y no hay que ir a los toros por narices'.

Una idea en la que insistió la presidenta madrileña, Esperanza Aguirre, que dijo que 'Zapatero está ocupadísimo en prohibirlo todo desde que es presidente del Gobierno'. Y ello a pesar de que sólo tres de los 37 diputados del PSC votaron sí a la abolición.