Público
Público

Ataque histórico de los especuladores contra el euro

Se apostaron 7.600 millones de dólares contra la cotización de la moneda

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El viernes lo dijo José Luis Rodríguez Zapatero en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros y ayer lo repitió el ministro de Fomento y vicesecretario general del PSOE, José Blanco: existe un ataque contra el euro que está afectando de lleno a España. El diario económico británico Financial Times acusó a Blanco de ser 'un poco paranoico' por decir este tipo de cosas. Sin embargo, a última hora de la tarde acabó por darle la razón.

Según FT, a final de la semana pasada se registraron 40.000 operaciones de fondos especulativos de alto riesgo apostando en contra de la divisa europea. Y el importe es el más alto registrado desde la creación de la moneda única en 1999: 7.600 millones de dólares (5.550 millones de euros al cambio de ayer). Fruto de esos 'ataques', el euro se situó ayer en 1,367 dólares, su cotización más baja desde mayo del año pasado.

Fondos de alto riesgo cierran 40.000 operaciones en contra del euro

Estas operaciones demuestran, a juicio de los expertos consultados por FT, que los inversores no confían en que la Unión Europea pueda frenar el contagio de los problemas de la deuda griega al resto de países de la región. De momento, se ha instalado el nerviosismo en los mercados de España y Portugal, en parte alentado por las declaraciones del desde hoy comisario de Competencia y vicepresidente de la Comisión Europea, Joaquín Almunia, quien aseveró que existen similitudes entre los problemas de la economía griega y los de España.

Las autoridades económicas españolas intentaban ayer aplacar los temores en una visita en Londres y mientras, en España, el ministro Blanco atribuía la debacle de los mercados nacionales a 'maniobras turbias' ejecutadas por 'especuladores financieros', que tienen como objetivo final que no se aumente la vigilancia y el control de los mercados 'para poder seguir haciendo de las suyas' como antes de la crisis. A su juicio, 'nada de lo que está ocurriendo en el mundo, incluidos los editoriales de periódicos extranjeros, es casual o inocente'. Financial Times, uno de los claramente aludidos por Blanco en sus declaraciones en la Cadena Ser, acusó al ministro español de ser 'un poco paranoico'.

Blanco denuncia 'maniobras turbias' de especuladores

Esta crítica, contenida en el blog de su columnista Isabella Kaminska, tiene especial relevancia porque llegó sólo unas pocas horas después de que la vicepresidenta segunda del Gobierno, Elena Salgado, se reuniera con los responsables del diario para explicarles que la situación española no es tan grave como ellos la pintan. No parece que los convencieran, habida cuenta de que en el blog también se quejaba de que los países siempre recurren a la táctica de echar la culpa al mensajero cuando les va mal la bolsa, la deuda o los CDS (títulos que muestran la posibilidad de quiebra de las finanzas públicas).

En todo caso, Blanco no consideró en sus comentarios que los ataques estén dirigidos exclusivamente contra España. A su juicio, los especuladores tienen objetivos mucho más amplios, ya que mantienen el ataque contra el euro, al que pidió que se diera una respuesta, y también una 'ofensiva clarísima' contra el Gobierno de Barack Obama por su intención de endurecer la normativa financiera.

Financial Times califica a Blanco de 'paranoico' y luego le da la razón

'Ahora que ven que salimos de la crisis, no quieren que se regulen mejor los mercados', dijo Blanco, quien aseguró que existe una 'resistencia clarísima' de los especuladores financieros del ámbito internacional, 'los mismos que originaron la crisis', a que se regulen los mercados, resistencia que, en su opinión, irá a más.

Desde Reino Unido, Barclays también lanzó advertencias contra España. Alertó de que la crisis de credibilidad sobre la deuda soberana de Grecia que ha salpicado a España representa 'sólo la punta del iceberg' y advirtió de que es posible que acabe arrastrando a otros países de la Unión Europea ante lo mucho que han incrementado sus déficit para contrarrestar la crisis, informa Europa Press. 'El contagio puede ser rápido y puede tomar caminos impredecibles', apuntó en un informe.

Por contra, el presidente de la agencia de calificación de riesgos Fitch, Marc Ladreit, descartó el contagio pero calificó de 'preocupante' la crisis de déficit público que atraviesan España, Portugal y Grecia. Sin embargo, Ladreit alabó la situación de Francia y Alemania, de los que dijo que cuentan con 'credibilidad' entre los inversores. En su caso, dijo, 'tenemos la suerte de contar con dos pilotos en el avión'.