Publicado: 26.12.2014 14:50 |Actualizado: 26.12.2014 14:50

Ataques informáticos en los ordenadores de fiscales del 'caso Gürtel' o 'Emperador'

 Anticorrupción pone en manos de la Unidad de Investigación Tecnológica de la Policía la investigación sobre movimientos inusuales detectados en los ordenadores personales de varios fiscales de Madrid y Barcelona.

Publicidad
Media: 4
Votos: 2
Comentarios:
Luis Bárcenas a su salida de la sede de la Fiscalía Anticorrupción. EFE

Luis Bárcenas a su salida de la sede de la Fiscalía Anticorrupción. EFE

MADRID.- La Fiscalía Anticorrupción puso en conocimiento hace un año del Cuerpo Nacional de Policía la pérdida de documentos y los movimientos inusuales detectados en los ordenadores personales de varios fiscales de Madrid y Barcelona, según informaron fuentes de la investigación.

Los ataques informáticos se produjeron en las cuentas de fiscales que investigan la trama de corrupción Gürtel, la mafia china destapada en el caso Emperador, y también de otros que no llevan asuntos tan mediáticos.

La Fiscalía Especial contra la corrupción y la criminalidad organizada denunció los hechos ante la Policía, cuyos agentes han rastreado los ordenadores para localizar a los hackers y han dado instrucciones sobre seguridad informática a los representantes del Ministerio Público. La investigación está en manos de la Unidad de Investigación Tecnológica de la Policía.



Los fiscales anticorrupción detectaron en los últimos meses intromisiones en sus sistemas informáticos, que provocaron la desaparición de carpetas de los ordenadores y entradas en sus correos electrónicos desde servidores rusos.

Concretamente, el fiscal de Barcelona Fernando Bermejo detectó que una dirección rusa había entrado en su correo electrónico cuando investigaba casos relacionados con la mafia de este país.

Otro presunto ataque lo sufrió el fiscal de Madrid Juan José Rosa, a quien le desaparecieron tres o cuatro carpetas de su ordenador, que tenía guardadas también en un disco duro externo y por tanto no perdió. Algunas de esas carpetas estaban relacionadas con Hervé Falciani, el informático que sustrajo unas bases de datos que había obtenido cuando trabajaba para HSBC Suiza con información sobre más de 130.000 defraudadores.

En el último mes se ha detectado también un problema en el servidor que usa la Fiscalía Anticorrupción para compartir archivos, aunque las fuentes fiscales lo atribuyen en principio a un error y no a piratas informáticos.

La mayoría de los fiscales de este área, han detallado las fuentes, suelen sin embargo trabajar con discos duros externos para salvaguardar los datos, y cuando tratan con ellos desconectan sus equipos de internet para que no haya intromisiones.