Público
Público

La Audiencia de Castellón le quita la razón a Fabra

El presidente de la Diputación recurrió sin éxito el auto que desestimaba su causa contra el portavoz socialista Juan María Calles, a quien acusaba de haberle insultado

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El presidente de la Diputación de Castellón, Carlos Fabra, ha mostrado su descontento con la decisión de la Audiencia Provincial de desestimar el recurso que presentó contra la el auto que ponía fin a su litigio con el portavoz del PSOE en Castellón, Juan María Calles. 

Fabra presentó una querella contra Calles porque consideraba que le había insultado en un pleno pero la Audiencia de Castellón acordó el sobreseimiento de la causa. El político conservador, que se jactó de estar 'absuelto' cuando el pasado diciembre la Audiencia provincial sobreseyó por prescripción cuatro de sus siete causas con la justicia, no admitió en esta ocasión la decisión del Tribunal y recurrió, pero sin éxito. 

Fabra se ha defendido sosteniendo que para el Constitucional y el Supremo los políticos no tienen honor

Al conocer la decisión de la Audiencia de Castellón, Fabra ha manifestado que a los políticos 'se les puede pisotear sistemáticamente' ya que siempre prevalece el derecho 'a la libertad de expresión' sobre el del 'honor a las personas'.

El presidente de la Diputación ha asegurado que el auto dictado por la Audiencia Provincial 'no hace nada más que seguir la línea del Tribunal Constitucional y del Supremo, que dice que los políticos no tenemos honor', algo que a su juicio implica 'que sistemáticamente podemos ser vulnerados todos los días sin que pase absolutamente nada', sostuvo el político conservador que en su día llamó 'hijo de puta' al portavoz socialista en el pleno de la Diputación de Castellón. 

Fabra, autor de frases como 'si me toca [el Gordo] me sacaré la pirula y mearé en la sede de Izquierda Unida', ha dicho que Calles 'lo que tendría que hacer es mirar en su gallinero, porque su partido ostenta el récord de imputados', con 'más de 270 imputados en toda España'.