Público
Público

La Audiencia de Madrid resuelve las imputaciones por el accidente de Spanair

La Fiscalía de Madrid presentará su escrito de acusación contra los dos técnicos acusados de homicidio imprudente y de lesiones

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Sección 15 de la Audiencia Provincial de Madrid comenzará este lunes a deliberar sobre la veintena de recursos de apelación que tiene pendientes sobre la instrucción que investiga el accidente ocurrido el 20 de agosto de 2008 en Barajas en el que murieron 154 personas y otras 18 resultaron heridas.

Fuentes jurídicas han indicado que este mismo mes se resolverán todas las impugnaciones. El principal recurso se refiere al presentado por la Asociación de Afectados del Vuelo JK5022 contra el auto dictado por el juez Javier Pérez que procesaba sólo a dos técnicos de Spanair como responsables de los hechos. Los recursos de apelación presentados contra el auto del titular del Juzgado de Instrucción número 11 de Madrid, Juan Javier Pérez, se basan principalmente en las imputaciones de dos técnicos de mantenimiento -José Antonio Viñuelas y Felipe García-, ya que las víctimas solicitan que sean más personas las imputadas mientras que las defensas desean su desimputación.

La Asociación de Afectados del Vuelo JK5022 quiere que se amplíe el número de imputaciones a los directivos de la compañía española, un extremo que rechaza tanto el juez como la Fiscalía de Madrid.

La Fiscalía de Madrid ya adelantó la semana pasada que respaldará la decisión del juez Javier Pérez de procesar a dos técnicos de mantenimiento de Spanair como presuntos responsables del accidente.

Una vez que se resuelvan los recursos, la Fiscalía de Madrid presentará su escrito de acusación contra los dos técnicos acusados de homicidio imprudente y de lesiones. Las penas que se solicitarán están aún en el aire.

La Audiencia madrileña deberá resolver sobre los trámites del procedimiento abreviado respecto a las personas que estuvieron imputadas en un principio: el jefe de mantenimiento Jesús Torroba, el jefe de la División de Mantenimiento en Línea de Spanair, David Torres, y el jefe de la División de Calidad de la compañía, Alejandro Sahuquillo.

También sobre el subdirector de Spanair, Javier Mendoza, y el director y el ejecutivo de servicio del aeropuerto de Barajas, así como sobre la petición de libramiento de una comisión rogatoria a los Estados Unidos.

El magistrado Carlos Fraile estudiará las pretensiones de archivo y sobreseimiento de las actuaciones respecto a Felipe García y José Antonio Viñuela, la imputación de este último como autor, y no como cooperador necesario, y los trámites del procedimiento abreviado respecto a los responsables del fabricante McDonnell y de los presidentes de Boeing entre 1997 y 2005.

También deberá pronunciarse sobre los directores generales de Aviación Civil Enrique Sanmartí, Ignacio Estaún Díaz de Villegas y Manuel Pérez Bautista, y de los certificadores anuales de la Dirección General de Aviación Civil que expidieron los certificados de aeronavegabilidad del avión (Spanair MD-82) EC-HFP.

Los magistrados deberán concluir si se archiva el caso y se envía a la jurisdicción civil para determinar las posibles indemnizaciones, ratificar el auto del juez instructor y mantener como imputados a los dos técnicos de mantenimiento por 154 delitos de homicidio imprudente y 18 de lesiones, u ordenar la práctica de nuevas diligencias.

El juez instructor cerró la investigación basándose, principalmente, en el informe final de la Comisión de Investigación de Accidentes e Incidentes de Aviación Civil (CIAIAC), con cuyas conclusiones la Asociación de Afectados del Vuelo JK-5022 no está de acuerdo y ha presentado una auditoría de la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI) que critica la idoneidad investigadora de dicho organismo.