Público
Público

La Audiencia Nacional abre diligencias sobre el homenaje a una etarra

El juez Pablo Ruz solicita a la Sala Penal copia de la sentencia que la condenó a nueve años de cárcel por ayudar al 'comando Barcelona'

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz ha abierto diligencias para investigar el homenaje a la colaboradora de ETA Laura Riera que está convocado para el próximo sábado en el barrio barcelonés de Gràcia, y ha solicitado informes a las Fuerzas de Seguridad para tratar de determinar si podría ser constitutivo de un delito de enaltecimiento del terrorismo.

Así lo explicaron fuentes jurídicas, que detallaron que el magistrado ha pedido al Cuerpo Nacional de Policía, a la Guardia Civil y a los Mossos d'Esquadra que le faciliten los datos que tengan sobre los autores de la convocatoria y las características del homenaje.

Ruz, que se encuentra de guardia esta semana, abre esta investigación a instancias de la asociación Dignidad y Justicia (DyJ), que ha solicitado la prohibición del acto al entender que podría ser constitutivo de un delito de enaltecimiento del terrorismo.

El titular del Juzgado Central de Instrucción número 5, que sustituye a Baltasar Garzón durante su estancia en el Tribunal Penal Internacional (TPI), también ha pedido a la Sala de lo Penal que le traslade copia testimoniada de la sentencia que dictó en mayo de 2004 contra Riera, que fue condenada a nueve años de cárcel por colaborar con el 'comando Barcelona' de ETA, que actuó en Cataluña entre 2000 y 2001 llevando a cabo atentados como el que acabó con la vida del ex ministro socialista Ernest Lluch.

El juez Ruz se adelanta, de esta forma, a la Fiscalía de la Audiencia Nacional, que también ha solicitado al Departamento de Interior de la Generalitat de Cataluña que le detallara las características del homenaje con vistas a solicitar su prohibición. Además, el PP ha puesto estos hechos en conocimiento del Ministerio Público.

El acto, organizado por la Coordinadora de Fiestas Populares (CFP), está convocado en la plaza Raspall de Barcelona y forma parte del programa alternativo a las fiestas de Gràcia, según consta en la Programación de la Fiesta Mayor de 2010 de la Comissió de Festes Populars.