Público
Público

La Audiencia Nacional autoriza la entrega del capo Kalashov

La extradición del mafioso a Georgia responde a una pena de 18 años de cárcel

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La Audiencia Nacional ha vuelto a golpear a la mafia rusa. La Sección Segunda de la Sala de lo Penal del tribunal autorizó ayer la extradición a Georgia de Zakhar Kalashov, Sakro el joven, considerado por las policías de todo el mundo como uno de los más poderosos vor Zarkone ('ladrón en ley', máximo rango de las organizaciones criminales de las antiguas repúblicas ex soviéticas). El país caucásico lo reclama para que cumpla una condena de 18 años de cárcel por pertenencia a organización criminal y por su participación en el secuestro en 2000 de un ciudadano norteamericano del que nunca se ha vuelto a tener noticias.

No obstante, la Audiencia Nacional condiciona la entrega del capo mafioso que fue condenado el pasado julio en España a siete años y medio de cárcel por blanqueo de dinero a que las autoridades de Emiratos Árabes Unidos, donde Kalashov fue detenido en 2006 a instancia de la Justicia española y desde donde fue extraditado a Madrid, 'den su consentimiento a que el reclamado pueda ser entregado a Georgia'.

En este sentido, el tribunal destaca que esa condición ya fue incluida por el Consejo de Ministros en el acuerdo en el que dio luz verde al inicio del actual proceso de entrega.

El auto también condiciona la extradición al resultado del recurso ante el Tribunal Supremo que la Fiscalía de la Audiencia Nacional presentó a la sentencia que condenó a Kalashov por blanqueo de dinero. En él, el ministerio público pide que se le condene también por asociación ilícita y, de este modo, se incremente la condena del capo ruso georgiano en España.

De ser así, la Audiencia Nacional determina que Georgia deberá descontar esta pena de la impuesta por la Justicia de este país al mafioso por pertenencia a organización criminal por ser figuras jurídicas similares.

Kalashov residió en España entre 2005 y 2006 tras abandonar Georgia para evitar su encarcelamiento. Sin embargo, la operación Avispa de la policía española contra la mafia rusa le obligó a huir. Meses después fue detenido en Dubai y, poco después, trasladado a Madrid. Ahora espera en la cárcel de Estremera (Madrid) la decisión final sobre su entrega a la Justicia de su país de origen.