Público
Público

La Audiencia Nacional condena a 46 años a 'Txapote' y su compañera 'Amaia' por asesinar al concejal Iruretagoyena

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Sección Segunda de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional condenó hoy a 46 años de prisión al ex jefe militar de ETA, Javier García Gaztelu, 'Txapote', e Irantzu Gallastegi Sudupe, 'Amaia', por el asesinato el 9 de enero de 1998 del concejal del PP en Zarautz (Guipúzcoa) José Ignacio Iruretagoyena.

Los magistrados les consideran culpables de la comisión de delitos de asesinato terrorista y estragos, según la sentencia hecha pública hoy, que impone a ambos también la prohibición de acercarse a más de 500 metros de la población donde residen la viuda e hijos del fallecido.

La resolución considera probado que ambos miembros de ETA colocaron bajo el vehículo del concejal un artefacto provisto de un temporizador que contenía entre 1,5 y 2 kilos de amosal y cloratita. Sobre las 7.40 horas del 9 de enero, Iruretagoyena cogió su vehículo, estacionado en la calle Zinkunegi de la localidad, para trasladarse a su trabajo. Cuando se encontraba a la altura de la calle Urdaneta, el artefacto explotó.

Los magistrados Ángel Luis Hurtado, Enrique López y Fernando Bermúdez de la Fuente han basado su condena en el hecho de que la acción de los dos etarras no fue cuestionada por la defensa durante la celebración del juicio y en el testimonio de un policía municipal, testigo de la explosión que relató 'el dantesco panorama que pudo observar tras escuchar la deflagración, con el concejal aún vivo pero su cuerpo destrozado', dice la resolución.

'El dantesco panorama tras escuchar la deflagración, con el concejal aún vivo pero su cuerpo destrozado'

Destacan también como prueba acreditativa de la culpabilidad de 'Txapote' y su compañera sentimental la declaración policial del tercer integrante del comando, ya juzgado por estos hechos, Gregorio Escudero, en la que indicó que ambos fueron los que colocaron la bomba lapa en el vehículo del concejal fallecido. Durante la vista oral, celebrada el 10 de diciembre, atribuyó esta confesión a torturas y amenazas a las que el tribunal no concede ninguna credibilidad.

Además, la Sección Segunda impone a García Gaztelu y Gallastegi el pago de un indemnización a la viuda del concejal, Mª José Imaz, de 200.000 euros por daños personales. Los dos hijos del matrimonio recibirán cada uno 100.000 euros. Imaz declaró durante la vista oral que uno de sus hijos, que tiene ahora 12 años, 'no sabe' cómo murió su padre y el otro, de 16, 'se ha enterado este año'.

'Se lo he ido tapando un poquito para que no sufrieran. Con 16 al mayor no se lo he podido decir hasta este año porque yo no estaba bien. El pequeño, de 12 años, todavía no lo sabe', contó la viuda de Iruretagoyena a los miembros de tribunal, a los que explicó que desde el asesinato de su marido ha pasado ocho veces por el quirófano y que hace tres años le detectaron un cáncer de mama que los oncólogos relacionan con el sufrimiento que ha padecido desde entonces.

Durante su relato, que fue seguido con indiferencia por 'Txapote' y ni siquiera fue escuchado por Gallastegui porque fue expulsada de la sala de vistas por abrazar y dar dos besos al también etarra Escudero, Imaz relató que tras el asesinato de su marido recibió 'llamadas inhumanas' en su contestador, como una en la que alguien le dejó un mensaje que decía: 'José Ignacio, cabrón, por fin fuiste al paredón'.

Además, recordó que ETA colocó otra bomba en el cementerio de Zarautz cuando se celebraba un acto de homenaje con motivo del tercer aniversario de su fallecimiento. 'Esto te crea una gran inseguridad, durante mucho tiempo tuve que dejar el coche en la base de la Ertaintza', relató.

Esta nueva condena eleva a 353 el número de años a los que ha sido condenado 'Txapote' por su participación en distintas masacres, entre las que se encuentran el asesinato de otros dos concejales del PP, Miguel Blanco y Gregorio Ordoñez. 'Amaia', por su parte, suma ahora un total de 206 años de prisión.