Público
Público

La Audiencia Nacional confirma la libertad condicional de Uribetxebarria Bolinaga

La decisión, que ya se ha comunicado al hospital Donostia de San Sebastián, se ha adoptado por 4 votos a 1

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Audiencia Nacional ha confirmado la concesión de la libertad condicional al preso de ETA Josu Uribetxebarria Bolinaga, enfermo de cáncer con metástasis. Contra la decisión ya no cabe recurso, por lo que el recluso se irá a su casa cuando reciba el alta en el hospital Donostia de San Sebastián, donde está internado desde hace semanas. El propio Bolinaga ha expresado que espera poder abandonar el centro médico en un mes.

La decisión ya ha sido comunicada al hospital Donostia de San Sebastián. Se ha adoptado por 4 votos a 1 de los cinco magistrados de la Sección Primera de lo Penal de la Audiencia que han estudiado el caso en la tarde de este miércoles durante dos horas y media de reunión.

Han votado a favor de la libertad el presidente de la Sala, Fernando Grande-Marlaska, y los magistrados Ramón Sáenz, Javier Martínez Lázaro y Alfonso Guevara. En contra de la excarcelación lo ha hecho Nicolás Poveda, que era el ponente y que será sustituido en esa función, y que ha anunciado voto particular. El auto, con sus razonamientos jurídicos, se conocerá en los próximos días.

El tribunal ha rechazado el recurso del fiscal contra la decisión del juez Central de Vigilancia Penitenciaria, José Luis Castro, del pasado 30 de agosto, de otorgar la libertad condicional al preso por 'razones humanitarias y de dignidad de la persona', ante la enfermedad incurable que padece.

Uribetxebarria Bolinaga está condenado a 32 años de cárcel por el secuestro del funcionario de prisiones José Antonio Ortega Lara, el más largo ejecutado por ETA en su historia, ya que se prolongó desde el 17 de enero de 1996 hasta el 1 de julio de 1997, es decir, 532 días. Tiene otras condenas que suman 178 años de prisión por el asesinato de tres guardias civiles entre 1983 y 1987.

La Fiscalía se opuso a la libertad y recurrió su concesión al entender que el preso no tiene riesgo inminente de muerte y que podía ser tratado en prisión, de acuerdo con los informes de la forense de la Audiencia Carmen Baena. Este miércoles, el Ministerio Público reiteró su posición en un último intetno por frenar la excarcelación.

Sin embargo, el juez Castro tuvo en cuenta los informes oncológicos del hospital Donostia, donde está internado Uribetxebarria, y que determinan que el estado del recluso es terminal. El juez, siguiendo el criterio de la prisión de Zaballa (Alava), que instó que se iniciará el expediente de libertad condicional, ha impuesto a Uribetxebarria que  no puede acercarse a las víctimas de sus acciones criminales, participar de forma activa en manifestaciones de legitimación de la violencia ni ausentarse de la residencia que fije de manera oficial ante el juzgado. Además, deberá presentarse mensualmente en los servicios sociales externos del centro penitenciario de San Sebatián y deberá comunicar cualquier novedad referida a su tratamiento médico.