Público
Público

La Audiencia Nacional prohíbe una manifestación en apoyo a los presos etarras

La marcha, convocada por Etxerat y apoyada por Aralar, estaba prevista para el sábado en Bilbao

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La Audiencia Nacional ha prohibido la manifestación convocada para el próximo sábado en Bilbao por la asociación de familiares de presos de ETA Etxerat, ha informado a Efe el departamento vasco de Interior.

La asociación Dignidad y Justicia solicitó el pasado lunes la prohibición de la marcha, al considerar que estaba apoyada por organizaciones ilegales como Askatasuna, y recordó que el acto es similar a uno celebrado el pasado mes de enero, en el que se exhibieron fotografías de miembros históricos de ETA como Iker Casanova o Garikoitz Aspiazu, 'Txeroki', entre otros.

Etxerat convocó la manifestación bajo el lema 'Presos vascos a Euskal Herria. Dueños de sus derechos' tras un año que sus portavoces califican de 'difícil para la solidaridad', con 'ataques constantes' como 'la desaparición de las ayudas' que recibían del Gobierno Vasco y 'la cruzada' del consejero vasco de Interior, Rodolfo Ares, 'contra las fotos' de los reclusos.

Esta misma mañana, Aralar había manifestado su apoyo a la marcha, en la que pretendían tomar parte el coordinador de la formación, Patxi Zabaleta; el vicecoordinador, Jon Abril; la secretaria de organización, Rebeka Ubera; el parlamentario, Oxel Erostarbe; los parlamentarios navarros, Nekane Pérez y Patxi Telletxea; y el coordinador de Bizkaia, Josu Murgia.

En un comunicado, Aralar indicó que, al igual que dice el lema de la manifestación, quieren subrayar que todos los derechos deben ser para todas las personas, 'también de los presos'. En ese sentido, y en la medida en que 'todavía no se respetan los derechos de los presos', la formación abertzale considera que esos derechos tienen que ser reivindicados.

Aralar señaló que la política de dispersión, además de ser 'ilegal', 'vulnera los derechos de los presos vascos y se les impone un castigo que no merece nadie a los familiares de los presos'.