Público
Público

Aumenta el apoyo a una reforma de la Constitución

El 69,7% de los encuestados es partidario de realizar modificaciones en el texto de la Carta Magna. Crece el porcentaje de quienes quieren decidir entre Monarquía o República

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Cada año, más españoles se declaran partidarios de reformar la Constitución. Lejos de considerarla intocable, el 69,7% de los ciudadanos se muestra a favor de modificar la Carta Magna en algún aspecto, en una tendencia que aumenta de forma progresiva año a año, según acreditan los datos del último Publiscopio sobre la Constitución, elaborado para Público por Obradoiro de Socioloxía a partir de 1.202 entrevistas en la segunda semana de noviembre.

La tendencia es clara. Los defensores de la reforma aumentan 1,1 puntos porcentuales respecto al pasado año y 5,5 puntos en relación con las conclusiones del estudio realizado en 2008. De forma paralela, año a año desciende el porcentaje de españoles que declaran no saber o prefieren no opinar sobre este asunto. En 2008 eran el 21,2%. Un año después, el 17,4% y hoy suponen el 16,1%.

Los defensores de una reforma aumentan 5,5 puntos desde 2008

Mientras aumentan los partidarios de una reforma constitucional, quienes abogan por mantener el texto en los mismos términos aprobados hace 32 años, en el referéndum del 6 de diciembre, se mantienen situados en torno al 14% en 2009. Este porcentaje ha aumentado sólo dos décimas en 2010.

La actitud favorable a la reforma es mayoritaria entre los votantes de todos los partidos políticos, todos los segmentos de edad y todos los territorios de residencia, si bien se advierten algunas diferencias.

Un 55% quiere que se eliminen los privilegios de la confesión católica

Los simpatizantes del PSOE son más proclives (74%) al cambio que los del PP (69%). Sólo uno de cada diez votantes socialistas consideran que la Constitución no debe reformarse. Este porcentaje es mayor entre los votantes conservadores (18%).

Por segmentos de edad, los más partidarios de la reforma son aquellos que tienen entre 33 y 49 años. Nacieron antes del periodo constituyente, pero no habían cumplido la mayoría de edad en 1978 y no pudieron votar el texto sometido a referéndum. El 75% de ellos opina que la Constitución debe reformarse. Los más reacios son los más jóvenes. El 18% de quienes tienen menos de 32 años y nacieron por tanto después de la aprobación de la Constitución se declara contrario a su modificación.

Por comunidades autónomas, los cinco territorios con mayor peso de fuerzas nacionalistas (Catalunya, País Vasco, Galicia, Illes Ballears y Canarias), son los más partidarios de la reforma. El 74% de los ciudadanos de estos territorios se declara a favor, y sólo un 9% en contra. En las comunidades autónomas en las que el nacionalismo tiene escasa o ninguna presencia, un 68% se dice a favor y el 17% en contra.

El 76% desea un sistema electoral más proporcional que el actual

La cartera de posibles modificaciones propuestas por los distintos partidos en los últimos años cuenta condesigual aceptación entre los ciudadanos. Establecer el derecho de todos a ser educados en castellano en cualquier comunidad autónoma es la modificación que cuenta con más partidarios. El 87% cinco puntos porcentuales más que en 2009se declara a favor. Sólo un 7% en contra.

Es la reforma más aplaudida, desbancando del primer lugar que ostentaba el pasado año la dirigida a modificar la prevalencia del varón sobre la mujer en la sucesión en la Corona, cambio que respalda un 84% de los consultados y que cuenta sólo con un 5% de rechazo.

Mantienen también una muy amplia aceptación las propuestas de reforma del sistema electoral para hacerlo totalmente proporcional, modificación que apoya el 76% de los españoles y sólo rechaza el 7%.

Suscitando más aceptación cada año, el 66% de los ciudadanos se muestra a favor de poder decidir sobre la forma de Estado entre monarquía o república. El respaldo a esta modificación aumenta un 5% respecto al año pasado y ocho puntos porcentuales en relación con los datos del Publiscopio sobre la Constitución realizado en 2008.

Un 64% plantea poner límites a las competencias de las CCAA

El 64% de los españoles se declara a favor de reformas constitucionales que abogan por poder un límite a las competencias de las autonomías, modificación que rechaza el 20%. Un 55% de los ciudadanos se declara partidario de introducir cambios en la Constitución que eliminen la primacía de la Iglesia católica en España frente al 31% que se muestran contrarios.

Las dos modificaciones constitucionales que suscitan menos aceptación son, por este orden, la que eliminaría la abolición de la pena de muerte, que rechaza un 61% de los españoles; la que propone eliminar el papel atribuido al ejército como garante de la unidad de España, sobre la que se declara en contra el 46%; y los cambios en la Carta Magna que harían posible el cambio del actual Estado de las autonomías por un Estado federal. En este punto, el 40% se dice contrario y el 30% de los ciudadanos se declaran favorables. Es la misma proporción, tres de cada diez españoles, que aprueban el cambio constitucional en los dos propuestas anteriores, referidas a la pena de muerte y al papel de las fuerzas armadas.