Público
Público

Autonomías del PP ignoran a Rajoy y critican el déficit a la carta que pide Catalunya

Dirigentes de la Comunidad de Madrid, Extremadura, Aragón y La Rioja insisten en fijar un mismo objetivo para todas las CCAA

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Las comunidades gobernadas por el PP que el pasado año cumplieron con las cifras de déficit marcadas por el Gobierno han mantenido este martes su posición de rechazo a la fijación de objetivos diferenciados para cada autonomía, tal como reclama Catalunya, pese a la petición de calma que ayer realizó el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, pidiendo 'no tirarse los trastos a la cabeza'.

Las autonomías han mantenido posiciones encontradas desde que el Gobierno abriese la posibilidad a establecer objetivos individualizados para cada una de ellas, siempre y cuando la media global sea del 1,2% comprometida con Bruselas. Este mismo martes, el secretario de Estado de Administraciones Públicas, Antonio Beteta, ha defendido que el establecimiento de déficits diferentes puede ayudar a que entre todas las autonomías se cumpla el objetivo del 1,2% 'desde una óptica realista'. 'Y una óptica realista es tener en cuenta las diferencias de quien es diferente', ha subrayado.

Sin embargo, las comunidades que el pasado año ya cumplieron con la cifra fijada se niegan a que aquellas que superaron el límite puedan resultar beneficiadas en este reparto individualizado, sobre todo Catalunya, cuyos dirigentes piden un límite que supere el 2%. Las que han mostrado una postura más firme contra este déficit asimétrico durante la jornada de hoy han sido Extremadura, Aragón, La Rioja o la Comunidad de Madrid, todas ellas gobernadas por el PP. Galicia se mantiene en una postura intermedia.

Los miembros de estas comunidades cumplidoras han reiterado esta semana su exigencia de un tratamiento igual para todas las autonomías pese al mensaje de tranquilidad lanzado ayer por Rajoy, que pidió a los dirigentes autonómicos en este debate 'generosidad' y 'altura de miras' en vez de plantear batalla. 'No tirarnos los trastos a la cabeza los unos a los otros que es algo, como ha acreditado la historia, que no sirve absolutamente para nada', reclamó el jefe del Ejecutivo.

Sin embargo, este mismo martes se han repetido los mensajes y el presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, ha insistido en la necesidad de un objetivo conjunto porque se trata de 'un objetivo de país', además de adelantar que no aceptará que se beneficie a las comunidades incumplidoras y se perjudique a las que 'sí han hecho los deberes'.

También Aragón ha exigido que todas las autonomías deban hacer frente al mismo objetivo y ha cargado contra la posibilidad de que Catalunya cuente con un mayor margen: 'Mientras unas hemos ajustado el gasto, otros siguen gastando en embajadas', ha dicho su consejero de Presidencia, Roberto Bermúdez de Castro.

De la misma forma, Extremadura ha recordado el 'sacrificio inmenso' al que tuvo que hacer frente y ha rechazado que ese esfuerzo ahora 'se penalice'. En un comunicado, el Gobierno de José Antonio Monago ha advertido de que no permitirá que se beneficie a Catalunya a costa de las comunidades cumplidoras.

Tampoco Asturias, gobernada por el PSOE, acepta esta idea porque considera que no existen motivos para ello, aunque ve lógico que el objetivo se fije en función de la estructura del gasto que tienen las administraciones.

Por su parte, el presidente gallego, Alberto Núñez Feijóo, no ha rechazado de plano que se actúe con 'generosidad' con las autonomías que no cumplen, pero ha reclamado que, en cambio, aquellas que 'no son un problema' deben recibir una 'discriminación positiva' y tener 'prioridad' en el acceso a determinados fondos estatales.

Mientras, Catalunya mantiene su exigencia de ampliar su margen de maniobra y la Generalitat ha pedido a todos los partidos catalanes unidad para presionar al Gobierno para que flexibilice su techo de déficit. De hecho, la comunidad catalana no cuenta con presupuestos para este año y este mismo martes el Ejecutivo de Artur Mas ha aprobado un decreto para adaptar provisionalmente la prórroga presupuestaria a la nueva previsión del 1,2%.

También resultarían beneficiadas con el déficit asimétrico la Comunidad Valenciana, que cerró el pasado ejercicio con un déficit del 3,4%, Murcia (3%), Andalucía (2%) o Baleares (1,8%). De hecho, el presidente valenciano, Alberto Fabra ha defendido este escenario diferenciado en España igual que el país lo ha reclamado con el resto de miembros de la Unión Europea. Por su parte, el presidente balear, José Ramón Bauzá, ha denunciado el 'injusto' sistema de financiación autonómica y ha defendido que cada décima de reducción del déficit supone para Baleares 'más millones' que para otras comunidades.

Mientras, José Antonio Griñán ha pedido una reunión a Rajoy en la que debatir este asunto entre otros temas. A su juicio, se deben buscar unos objetivos claros a la hora de adjudicar el nivel de déficit de este año y aplicar criterios individualizados a cada región porque las circunstancias son distintas en cada territorio.

Por su parte, el ministro de Economía, Luis de Guindos, ha quitado hierro al enfrentamiento entre las comunidades autónomas gobernadas por el PP sobre qué déficit público debe cumplir cada cual este año y ha augurado que 'la cooperación y la coordinación acabará sin duda imponiéndose'. Preguntado por la rebelión en las filas populares, el ministro ha respondido sonriendo: '¿Usted cree? No lo tengo yo tan claro', y se ha mostrado seguro de que se alcanzará un acuerdo.

El ministro ha recordado cuál es el proceso que se seguirá para establecer los déficits, una vez que las instituciones comunitarias autoricen la relajación del objetivo para el conjunto del país. Según lo previsto, España deberá cumplir un déficit del 6,3%, del que las autonomías, en su conjunto y de media, tiene que ajustarse al 1,2%. 'A partir de ahí empieza a negociar el Consejo de Política Fiscal y Financiera, no voy a adelantar las conclusiones', ha dicho. 'Estoy convencido de que la distribución que se hará será justa', ha concluido.