Público
Público

El AVE subirá un 4% y los Cercanías un 6%

La subida supone un incremento de precios más de diez superior a la inflación, que se encuentra en el 0,3%

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El consejo de administración de Renfe ha acordado este martes incrementar para el año que viene los billetes de trenes de AVE y Larga Distancia en un 4%.

Hay más. La compañía ferroviaria incrementará, en este caso con una subida del 6%, los títulos correspondientes al servicio de Cercanías. Los viajes en trenes de media distancia también se encarecen en un 5%.

Todos los servicios de tráfico de Renfe experimentarán así incrementos diez veces superiores a la inflación, que se sitúa en el 0,3%. El billete de los AVE y las Medias Distancias registrarán en 2010 la misma subida que en 2009, mientras que para Cercanías será ligeramente inferior.

Para el transporte de mercancías, las tarifas generales, las que afectan a los denominados 'trenes multiclientes', quedarán congeladas por segundo año consecutivo, en línea con la política general de la compañía pública y del Gobierno de incentivar el transporte de mercancías por ferrocarril.

Renfe puede fijar las tarifas de AVE y Larga Distancia, pues se trata de un transporte que compite con otros modos. Para Cercanías y Medias Distancias requiere el 'visto bueno' del Gobierno, a través de la Comisión Delegada para Asuntos Económicos. En este caso, se les considera servicios de 'interés público'.

Sin embargo, se da la circunstancia de que en 2010 Renfe deberá recurrir al endeudamiento para sufragar este déficit dado que, ante la actual coyuntura, el Estado no podrá realizar la correspondente aportación, estimada en unos 350 millones de euros.

Renfe ha explicado en un comunicado que los billetes de AVE y Larga Distancia que se acojan a alguna de las tarifas promocionales que ofrece desde hace dos años 'mantendrán los precios reales prácticamente invariables respecto a 2009'.

Igualmente, ha detallado que la subida 'lineal' del 4% tendrá un 'tratamiento específico' en ciertos trayectos donde exista una 'considerable diferencia' entre los servicios prestados y el nivel de precio.

Renfe estima el precio final de cada viaje en función de la distancia, de la velocidad comercial del tren, de las prestaciones a bordo y en tierra y del tiempo de viaje. Además, tiene en cuenta también los precios de los modos de transporte con los que compite.

La subida de los precios de los billetes se registrarán en el actual contexto de caída de viajeros de todos los modos de transporte como consecuencia de la crisis.

Según el Instituto Nacional de Estadística (INE), a cierre del pasado mes de octubre, Renfe registra un descenso interanual del 6,7 por ciento en el número total de pasajeros transportados.

La caída de Cercanías se elevaba al 7,3 por ciento, pero se reducía al 1,4 por ciento y el 1,1 por ciento en el caso de los servicios de AVE y Media Distancia.