Público
Público

El aviso de Chacón refuerza la creencia en que Zapatero se va

Los detractores de Rubalcaba interpretan su defensa de las primarias como una "predisposición a competir". Prosigue la presión para que el presidente haga pública su decisión antes del 22-M

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La advertencia pública lanzada el martes por Carme Chacón contra la tentación de coronar a Alfredo PérezRubalcaba como sucesor de José Luis Rodríguez Zapateroha consolidado, dentro del partido y del Gobierno, la impresión de que el presidente tendría decidido no presentarse de nuevo en 2012, según interlocutores de las distintas tendencias socialistas consultados por Público.

Aunque la retirada del presidente del Gobierno ha sido la premisa sobre la que se ha articulado la operación Rubalcaba, las fuentes consultadas opinan que la ministra de Defensa 'no habría dado ese paso si no tuviera fundamentos para creer que Zapatero se va'.

Algunos dirigentes esperan el anuncio para abril o comienzos de mayo

La decisión de Zapatero, según los interlocutores consultados, sería en estos momentos 'definitiva', aunque 'no irreversible', términos que no resultan tan contradictorios como puede parecer. La puerta abierta para reconsiderar esa decisión sería la posibilidad de un nuevo cataclismo económico, aunque esta hipótesis está ahora absolutamente descartada en la pizarra del Gobierno.

Es esa rendija, abierta mientras no se cierre definitivamente con un anuncio público del presidente, la que intentan aprovechar los cada vez menos dirigentes que, según expresión de quienes se alinean en esta posición, 'trabajan' todavía para que reconsidere la retirada y se presente por tercera vez como candidato electoral del PSOE.

El portillo, según las previsiones gubernamentales, quedará definitivamente cerrado a finales de marzo. Para ese mes están convocadas dos cumbres europeas a las que se otorga la máxima trascendencia, ya que en ellas deberían aprobarse el plan de estabilidad y la ampliación del fondo de rescate, instrumentos que se espera sirvan para cerrar definitivamente el paso a los especuladores y a las turbulencias financieras.

Las cumbres europeas marcanel calendario de la Moncloa

Ese sería el Rubicón cuyo cruce liberaría a Zapatero de la responsabilidad como gobernante para poder pasar a actuar pensando en los intereses de su partido.

En contra de algunas conjeturas, fuentes de la dirección socialista descartan por completo la posibilidad de que el presidente del Gobierno anuncie su decisión de no optar a un nuevo mandato en la reunión que el Comité Federal del PSOE celebrará el próximo día 5, convocado para aprobar las candidaturas para las elecciones del 22 de mayo. La fecha de esta convocatoria, anticipada para pasar cuanto antes la página de las luchas internas que siempre provoca la confección de las listas, no se acomoda al mencionado calendario europeo.

Pero al tratarse de una reunión extraordinaria, el Comité Federal del PSOE seguirá teniendo pendiente una convocatoria ordinaria en el semestre, que podría hacerse para abril o comienzos de mayo, si es que Zapatero no decidiera esperar a conocer los resultados de las elecciones municipales y autonómicas, en cuyo caso podría demorarse hasta junio. De momento, la presión continúa para que desvele la incógnita antes del comienzo de la campaña para esos comicios.

Así pues, según las fuentes consultadas, la aparición en escena de Carme Chacón habría que interpretarla como una advertencia a Rubalcaba y a los muñidores de la operación para situar al vicepresidente primero como cartel electoral en 2012, en el sentido de que la sustitución de Zapatero no será un proceso 'de aclamación'.

Los promotores de la opción Rubalcaba han confiado desde el primer momento en un proceso de 'decantación natural' de un apoyo claramente mayoritario hacia el vicepresidente primero. No obstante, el propio Rubalcaba está inmerso en una gira por las distintas comunidades autónomas y sus reuniones con los dirigentes territoriales son habituales desde que, en la remodelación de octubre del año pasado, Zapatero le sentó a su derecha.

En este contexto, la toma de posiciones por la ministra de Defensa, que evitó postularse expresamente como una posible alternativa a Rubalcaba pero dejó todas las puertas abiertas, ha sido acogida con disparidad de opiniones dentro del PSOE. Si en algo coinciden todos los sectores es en que se trata de 'un movimiento previsible' para 'ocupar espacio, por si acaso' acaba consumándose la presunción de que Zapatero se va.

Los que se oponen a que Rubalcaba herede a Zapatero celebran abiertamente el paso dado por la ministra, que interpretan como 'una clara predisposición a competir por el liderazgo'. Según sus partidarios, estaría llamada a convertirse en 'la heredera del espíritu de Nueva Vía', el grupo que se hizo con el poder en el PSOE en el año 2000, aunque de este colectivo formó también parte entre otros José Blanco. Al vicesecretario general del PSOE se le alinea con el vicepresidente primero, que entonces apoyó a José Bono, pero Blanco ha empezado también a marcar su propio territorio con declaraciones como las que señalan que hay 'muchos candidatos' posibles.

Por contra, los que ven en Rubalcaba la única 'opción seria de ganar en 2012' restan valor a las manifestaciones de la ministra de Defensa y tachan de 'intrascendente' su reivindicación del procedimiento de las elecciones primarias, en el convencimiento de que, llegado el momento, 'no se presentará'.

Si no lo hiciera ella, o cualquier otra persona, no llegarían a celebrarse las elecciones primarias que los estatutos del PSOE determinan como procedimiento para designar el candidato a la Presidencia del Gobierno. Para ello se requiere el aval de la Ejecutiva Federal, del Comité Federal o del 10% de los militantes oficialmente, 'en torno a 500.000', incluidos los simpatizantes, que no podrían votar.

A las interpretaciones en privado se sumaron los comentarios públicos. Así, el presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, expresó su convencimiento de que Chacón 'va a ser una mujer que tenga mucho protagonismo' dentro del PSOE y en España. Destacó que 'está enormemente preparada' para desempeñar la responsabilidad de presidenta del Gobierno, al igual 'que el país, sin duda alguna, está perfectamente preparado para que una mujer pueda presidir España'.

'Sabe perfectamente lo que pienso de ella porque tenemos muy buena relación personal', dijo Fernández Vara, que no ha ocultado sus preferencias por Alfredo Pérez Rubalcaba.

Desde el Gobierno, el ministro de Industria, Miguel Sebastián, también elogió la capacidad de su colega de Defensa. 'A Carme Chacón la veo con muchísimo recorrido de futuro', dijo Sebastián.

Alfonso Guerra, exvicepresidente del Gobierno y ex vicesecretario general del PSOE, terció en una entrevista en Los desayunos de TVE para defender 'el derecho' de 'las nuevas generaciones' a tener 'su propia orientación y su propia estrategia' del partido, aunque 'a veces no coincide con la estrategia que otros tenemos'. Así, recordó que cuando en 1997 se decidió incorporar a los estatutos el procedimiento de primarias para la selección de candidatos, 'yo me manifesté en contra y me abofetearon todos, y ahora todos los que trajeron las primarias no quieren primarias ni muertos'.

José Bono, por su parte, defendió como 'necesario' y 'legítimo' que haya competencia por asumir el liderazgo del PSOE, como él la mantuvo en 2000 con Zapatero. 'Yo me presenté y perdí. Esto no es la Iglesia católica, en que, quizás, cuando a un cura lo hacen obispo dice: Sea lo que Dios quiera'. En política, nosotros sí que queremos y el que no quiera, que se vaya de monaguillo', dijo el presidente del Congreso. En su día, intentó convencer a Zapatero para que desistiera ofreciéndole formar un tándem con él a la cabeza y el ahora presidente del Gobierno como portavoz parlamentario.

La posibilidad de que Rubalcaba pudiera ofrecer a Chacón compartir un ticket electoral parece descartada, según partidarios de las dos opciones. Además, contaría con el rechazo de los dirigentes territoriales que, si no pueden influir directamente en la designación del candidato electoral, sí quieren hacerlo en todo lo que ocurra a partir de 2012. 'Eso sería como decidir ya el sucesor y, por si pierde, el sucesor del sucesor', apuntó en este sentido un destacado dirigente.

La fecha de 2012 se considera que marcará un punto y aparte. El PSOE celebrará su próximo congreso tras las elecciones generales y el escenario sería muy distinto con triunfo o con derrota electoral. Hasta entonces, se da por sentado que Zapatero continuará como secretario general.