Público
Público

"Yo ayudaba a rellenar a mano los impresos"

La diputada del PP acusada de alterar el censo electoral dice que atendía a la gente que iba sin gafas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Carmen Reyes Ruiz, diputada del PP en el Parlamento andaluz, era concejal de Turismo y Cultura de Lanjarón (Granada) a finales de enero de 2007, cuando poco antes del cierre del censo electoral, se registraron empadronamientos masivos irregulares de personas ajenas al municipio. Reyes, que tiene la condición de aforada como parlamentaria, declaró ayer como imputada por la presunta alteración del censo electoral.

La diputada testificó a puerta cerrada ante la Sala de lo Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), que se declaró competente para enjuiciar la causa, en la que también están imputados el que fuera alcalde del municipio, José Rubio, del PP, la por entonces secretaria local de los conservadores, Sonia Gutiérrez Quiles, y la exconcejala Francisca Gallardo.

Reyes Ruiz, que declaró durante tres horas, adujo en su defensa que los funcionarios encargados del padrón municipal eran muy lentos y que por ello acompañaba a los vecinos a rellenar 'los huecos libres de los impresos'. De su testimonio se deduce que la diputada andaluza, cuando era concejala, ocupaba buena parte de su tiempo en mirar desde su despacho la cara de la gente para adivinar, a simple vista, si quedaban contentos con el trato que recibían por parte de los funcionarios.

Así, cuando el magistrado instructor le preguntó ayer si había ayudado a algunas personas a rellenar la solicitud de empadronamiento, la diputada respondió que 'cuando veía que se iban porque no se les atendía bien', ella 'se interesaba y se acercaba al mostrador para ayudarlos'.

'Yo ayudaba a rellenar a mano los impresos con un bolígrafo que estaba en el mostrador', confesó. Según su relato, su despacho en el Ayuntamiento estaba frente al mostrador, así que cuando ella 'observaba que un vecino no estaba contento con la atención del funcionario, salía de su despacho para facilitar esa ayuda'. '¿Esas personas no eran capaces de rellenar un formulario de empadronamiento con su nombre y domicilio?, preguntó el magistrado instructor. La respuesta de la diputada fue que 'no llevaban las gafas'.

Según se desprende de los hechos investigados inicialmente por el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 2 de Órgiva existen indicios de que los cuatro imputados, entre ellos la diputada andaluza, 'participaron en el empadronamiento de unas cien personas con el fin de incluirlas en el censo electoral' para que participaran en las elecciones municipales de 2007. Algunos de los nuevos empadronados fijaron su residencia 'en el domicilio de los imputados y muchos de ellos se dieron de baja en el padrón una vez celebrados los comicios'.

Ante tales indicios, el magistrado instructor se interesó por las altas que se registraron en su domicilio y le preguntó si 'convivían con ella en su vivienda, junto con su marido y sus hijos'. 'Eran parientes por afinidad', contestó Reyes. Entre las personas que se empadronaron en su domicilio se encontraban los tíos de la diputada, que vivían en Málaga, su suegra, que residía en la localidad de Órgiva, cercana a Lanjarón, y hasta el hermano de su suegra. 'Es un poco deficiente' y no querían dejarlo solo, alegó la diputada. La parlamentaria, sin embargo, no recordaba ayer si el día de las elecciones sus tíos estaban en Málaga, pero sí que votaron por correo.

Entre los empadronamientos masivos se encontraba una familia ecuatoriana, que, al parecer, había fijado su residencia en una vivienda del exalcalde. Sobre este asunto, la diputada negó que ella preguntara en su día al funcionario encargado del padrón si los nacionales de Ecuador tenían derecho a voto.