Publicado: 04.06.2014 17:24 |Actualizado: 04.06.2014 17:24

El Ayuntamiento de Barcelona ofrece ceder Can Vies durante dos años y después derribarlo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Ayuntamiento de Barcelona ha mantenido hoy su oferta de ceder durante dos años Can Vies al colectivo que ha okupado este inmueble desde 1997, siempre y cuando presenten un proyecto viable de reconstrucción, asuman su coste y tramiten las licencias oportunas.

La oferta del ayuntamiento, que ha formulado en repetidas ocasiones al colectivo y éste ha rechazado, está condicionada a que dentro de dos años el edificio será derribado, porque está afectado por la construcción de un vial.

En una rueda de prensa, el primer teniente de alcalde, Joaquim Forn, ha pedido al propietario del inmueble desalojado el pasado 26 de mayo -Transportes Metropolitanos de Barcelona-, que asuma la retirada de los escombros para que lo hagan profesionales "de manera segura y estable" y evitar riesgos a otras personas.

Tras el desalojo por orden judicial el pasado 26 de mayo, el consistorio comenzó a derribar el edificio, aunque detuvo esta operación dos días después para buscar una solución dialogada con los okupas.

Forn ha explicado que ante los informes técnicos que advierten de los riesgos para las personas si no se asegura la estabilidad del edificio y la correcta retirada de los escombros, el gobierno municipal ha decidido dar "este nuevo paso" para solucionar el conflicto que la semana pasada fue causa de violentos disturbios durante varios días.

"Estamos convencidos que llegaremos a un acuerdo para desescombrar y sacar cualquier elemento que afecte a la seguridad", ha considerado Forn que ha reconocido la capacidad de los arquitectos del colectivo de Can Vies, cuyos ocupantes se reúnen en asamblea para debatir la reconstrucción.

Joaquim Form ha asegurado que el ayuntamiento está dispuesto a dejar al colectivo de Can Vies que reconstruya el edificio, derribado parcialmente, siempre que asuman el coste y lo hagan "dentro de la legalidad".

El primer teniente de alcalde se ha mostrado dispuesto a sentarse a negociar con el colectivo de Can Vies ahora que "se dan las condiciones objetivas, ya que ha cesado la violencia" y a "hablar de todo", siempre que se cumplan las condiciones se seguridad y legalidad.