Público
Público

Azaña y Suárez volverán al Congreso antes de las elecciones

Junto al Manuel Marín, sus retratos serán incorporados a las paredes de la Cámara Baja el 20 de septiembre.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Congreso de los Diputados incluirá en su galería de retratos los de Manuel Azaña, presidente de la II República entre 1936 y 1939, y Adolfo Suárez , primer presidente de lademocracia, una semana antes de que se disuelvan las Cortes.

Así lo ha confirmado el presidente de la Cámara Baja, José Bono, que asegura que el próximo día 20 de septiembre se colgarán ambos retratos en el Palacio del Congreso.

'Es un acto de justicia y muy digno de que puedan asistir el mayor número posible de diputados y ministros', ha comentado el presidente del Congreso, y ha recordado que desde 1934 no se amplía la colección de retratos circulares, conocidos como 'tondos', que hay repartidos por el Salón de Pasos Perdidos y el Vestíbulo de Isabel Segunda del Palacio del Congreso.

Será un acto que contará, aseguró, con el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y con familiares de ambos protagonistas. Además, han sido invitados los portavoces de los grupos parlamentarios y cuantos diputados quieran asistir.

Bono ha señalado que fue idea suya retomar la tradición de los 'tondos' y que para ello eligió las figuras de Azaña, al que se ha referido 'como probablemente el diputado más sobresaliente en cuanto a parlamentario', y de Suárez habida cuenta de que ninguno de los dos tenía ninguna imagen en el Congreso.

Otro retrato pendiente de exponer en el Congreso es el del expresidente Manuel Marín, que en su momento fue partidario de renunciar al cuadro y optar por una fotografía.

Bono le ha pedido que reconsidere su opción para no romper la tradición iniciada en 1810 de que los presidentes del Congreso cuenten con un retrato, y será la próxima Mesa, en la siguiente legislatura, la que decida si cuelga la fotografía enviada por Marín o sigue adelante con el encargo del cuadro.

'La fotografía es un arte que no se puede despreciar y mucho menos cuando quien postula para retratar a Marín es Cristina García Rodero, pero aquí tenemos probablemente la pinacoteca de retratos políticos más importante de España y se me hace duro romper la tradición poniendo una fotografía', ha explicado Bono.