Público
Público

Aznar considera las filtraciones de Wikileaks unos "cotilleos"

El ex presidente del Gobierno español declina hablar sobre la filtración de documentos diplomáticos, pero apunta que le sorprende la "fragilidad" de los sistemas de seguridad

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El ex presidente del Gobierno Español José María Aznar declinó hoy hacer comentarios sobre la filtración de documentos diplomáticos de Wikileaks y apuntó que lo más relevante es la 'sorprendente fragilidad' de algunos sistemas de seguridad.

'No voy a hacer ningún comentario sobre eso', respondió Aznar en Washington ante las preguntas de los periodistas sobre los miles de documentos revelados en los últimos días por el portal Wikileaks, algunos de ellos mensajes de la embajada de Estados Unidos en Madrid con comentarios sobre asuntos de la política española.

'Lo más relevante que se puede decir es que la fragilidad de algunos sistemas es verdaderamente sorprendente, supongo que todos los países tomarán buena nota de lo ocurrido', explicó Aznar, tras presentar en la capital estadounidense el Global Adaptation Institute, del que es consejero y que defiende la importancia de la adaptación ante el cambio climático.

Aznar, quien fue presidente del Gobierno español entre 1996-2004, señaló a los periodistas que 'las opiniones de la gente no dejan de ser opiniones personales, cuando no apreciaciones sociales, o simplemente cotilleos, sobre esas cuestiones no voy a tener palabras'.

Se trata de 3.602 documentos filtrados por Wikileaks y que difunde el diario El País, que fueron emitidos desde 2004 por la Embajada de EEUU en España. Estos mensajes recogen conversaciones con el Rey, el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero —tachado de 'izquierdista trasnochado'—, el líder de la oposición, Mariano Rajoy, o los ex jefes del Ejecutivo Felipe González y el propio José María Aznar.

Uno de los mensajes enviados desde la embajada de EEUU en Madrid sostiene que la victoria electoral del actual presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, en 2004 se debió a la mala gestión del atentado terrorista del 11-M por parte del Ejecutivo que entonces presidía Aznar. 'Sobre comentarios que pueda enviar un funcionario de una embajada yo no tengo ningún comentario que hacer, absolutamente ninguno', afirmó con rotundidad Aznar.

Por último, restó importancia a las informaciones aparecidas en los telegramas al remarcar que 'las políticas son responsabilidades de los Gobiernos, y son los hechos los que determinan las políticas de un Gobierno'. Aznar se encuentra en Washington como parte de una gira que le llevará a diversas ciudades del país y a Canadá para ofrecer varias conferencias en diversas universidades e institutos.