Público
Público

Aznar defiende que ser de izquierdas "es una pérdida de tiempo"

El ex presidente piropea en una entrevista en 'Telva' a su mujer, Ana Botella: "Sin ella la vida no tendría sentido"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

No, el expresidente del Gobierno José María Aznar nunca ha sido de izquierdas. 'Afortunadamente', sostiene en una entrevista concedida al magacín Telva. A diferencia de otros políticos del PP, como el exministro Josep Piqué o Esteban González Pons, quien confesó recientemente que incluso votó a Felipe González, Aznar es una persona de pensamiento férreo. Inamovible. Nunca ha sido de izquierdas, aclara, porque 'me parece una pérdida de tiempo'. 'Todos tenemos épocas rebeldes, el pelo largo, la música alta, querer cambiar muchas cosas... Pero de ahí no pasaba', evoca.

Aznar, quien defiende que 'hay vida después del poder' y que 'sólo hay que saber encontrarla', presume de ser una persona previsible, una cualidad 'esencial para las personas y las naciones'. '¿Cómo vas a confiar en un líder que no sabes por dónde va a tirar?', se pregunta. 'Me gusta ser previsible y no me gustan los ocurrentes. Son gente peligrosa, tanto en la vida como en la política', zanja.

La entrevista, sin embargo, es un canto a las virtudes de su esposa Ana Botella, actual delegada de Medio Ambiente y Movilidad del Ayuntamiento de Madrid. Aznar abre su corazón y reconoce: 'Sin ella la vida no tendría sentido'.

El expresidente asegura que su mujer, Ana Botella, 'tiene condiciones' para la política 

Las alabanzas, además de en lo personal, se dirigen también hacia lo político. A juicio del expresidente, Botella 'tiene condiciones' para la política. Al ser preguntado si la ve como futura alcaldesa de Madrid, Aznar responde lacónico: 'Nunca diré eso, pero tiene condiciones. Yo le animo a que continúe en la política'.

El exjefe del Ejecutivo confiesa que con el presidente del PP, Mariano Rajoy, habla 'de cuando en cuanto' y que 'normalmente' es 'a iniciativa suya'. 'Rajoy siempre ha tenido mi apoyo y lo sigue teniendo', asegura.

Metido en la arena política y en sus ya tradicionales ataques al Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, Aznar cree que los países necesitan objetivos claros, como las personas, 'para superarse y seguir adelante'. Y ahora, añade, el 'rumbo de España es claramente confuso y equivocado'. 'Por eso hemos vivido años de retroceso'.

El presidente de FAES admite que la política actualmente es 'poco atractiva' y opina que en España 'el nivel de los políticos ha bajado' desde que él abandonó el poder.