Público
Público

Aznar contra los nacionalistas: "Es hora de recordar la historia de verdad"

El presidente de FAES asegura que "algunos frivolizan con la historia y exacerban localismos estériles" y defiende que es hora de recordar la historia que le hace sentirse "orgulloso de ser español"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El expresidente del Gobierno y presidente de la Fundación FAES, José María Aznar, se ha referido hoy al concepto de 'nación', asegurando que 'a diferencia de los nacionalismos, lo que reivindica la nación española no es la imposición identitaria, sino la libertad y la igualdad de los ciudadanos'. Aznar ha hecho estas declaraciones en Miami, donde ha participado en el homenaje al Bicentenario de la Constitución de Cádiz que organiza la Fundación España-Florida 500 años, de la cual es miembro honorario, según informa la Fundación.

En su intervención, Aznar ha apuntado que 'ahora que algunos frivolizan con la historia y que se exacerban localismos estériles, es hora de recordar la historia de verdad. La historia que me permite decirles que hoy me siento tranquilamente orgulloso de ser español'. 'De una nación española que tiene identidad pero que no es una nación identitaria o nacionalista; una nación plural, compleja e incluyente', ha subrayado.

Aznar también ha manifestado que 'los españoles de hoy, actuando una vez más unidos ante los problemas, vamos a ganar el futuro'. A su juicio, este objetivo se logrará 'con una política nacional decidida, renovadora y reformista, fundamentada en tres pilares: la Nación, la Constitución y la libertad. La soberanía de una Nación que ni se divide ni se rinde. Una Constitución que nos une y nos iguala. Y la libertad de unos ciudadanos que desean una democracia abierta y eficaz'.

Aznar ha asegurado que 'la Constitución española actual ha venido a dotar de continuidad y estabilidad a la organización política de la Nación española, en unos términos modernos y eficaces, que han propiciado un tiempo de enorme progreso y libertad en España'. Añade que 'si alguien quiere cambiar un texto constitucional, puede proponerlo al conjunto de la Nación, que decidirá lo que proceda. Pero lo que nadie puede hacer es vulnerar o incumplir por su cuenta la Constitución, porque esa actuación será nula de toda nulidad y puede recibir incluso el reproche penal que prevean los Códigos de cada país'.

El presidente de FAES afirma también que 'España no es una mera abstracción ideal discutida o discutible. España es una de las naciones más antiguas del mundo', cuya historia, ha dicho, 'no comenzó ni con la Constitución de 1812, ni menos aún con la de 1978'.