Público
Público

Aznar, entre los peores ex gobernantes

Su nombre figura dentro del 'top cinco' elaborado por la prestigiosa revista política y económica 'Foreign Policy'

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Uno de los cinco peores ex mandatarios del planeta. Ese es el título honorífico que le han puesto a José María Aznar, presidente del Gobierno entre 1996 y 2004. Y no se lo ha otorgado la Fundación Ideas, de los socialistas, o un grupo cualquiera de Facebook. Ha sido la prestigiosa revista sobre política y economía global Foreign Policy (FP).

Esta publicación ha elaborado un listado de dirigentes retirados que, a su juicio, no han contribuido a hacer el mundo mejor. Aznar comparte así protagonismo con el ex canciller alemán Gerard Schröder; el ex presidente nigeriano Olesegun Obasanjo; el ex mandatario derrocado de Filipinas Joseph Estrada y el de Tailandia Thaksin Shinawatra. El actual presidente de la macrofundación ideológica FAES ocupa el segundo puesto en el ránking.

'Se ha distinguido por el extremismo de su retórica', dice el reportaje

Bajo el título Bad exes (Malos ex), el reportaje cuenta que los votantes españoles dieron 'la patada' a Aznar después de que su Gobierno tratara de 'culpar de los atentados de 2004, en Madrid, al grupo separatista ETA cuando los autores fueron en realidad extremistas islámicos que pretendían castigar a España por su apoyo a la impopular guerra de Irak'. En el artículo, eso sí, no sale a relucir para nada su controvertida foto de las Azores en la que se le podía ver junto a sus dos grandes amigos: el ex presidente de Estados Unidos George W. Bush y el ex primer ministro Tony Blair.

Lo que sí destacan es que, a partir de su salida de la Moncloa, Aznar dirige un think tank, se ha convertido en asesor del grupo mediático News Corporation de Rupert Murdoch y que, en todo este tiempo, 'se ha distinguido principalmente por el extremismo de su retórica'.

La FAES dice que no se querellará por críticas periodísticas

Por si esto no bastara para colgarle una medalla de latón, FP le echa en cara que se haya unido al grupo de los negacionistas del cambio climático junto al presidente checo, Vaclav Klaus, y califique el calentamiento global de 'nueva religión'. Es algo que pone de relieve, sobre todo porque fue bajo su responsabilidad cuando España firmó el Protocolo de Kyoto en 1998.

Así, recuerda que Aznar tachó a los ecologistas 'de abanderados del apocalipsis del calentamiento global que tratan de restringir las libertades individuales en nombre de una noble causa como hicieron los comunistas'.

No es la única frase que recuperan de él. 'Sugirió que los musulmanes debían pedir disculpas por la ocupación medieval de España, dijo que la elección en Estados Unidos de un presidente afroamericano era un exotismo histórico y un previsible desastre económico y calificó los esfuerzos del diálogo interreligioso de estupidez', apuntan a modo de inventario. Además, le reprochan que 'atacara' una campaña contra el alcohol al volante del Gobierno de Zapatero mientras recibía una distinción de una asociación vitivinícola. Fue en mayo 2007. Y sus palabras fueron: 'Déjame decidir por mí mismo. En eso consiste la libertad. Dejáme que beba tranquilamente; no pongo en riesgo a nadie'.

Y, por último, apuntan que recientemente ha puesto en marcha un 'defendible' plan para lograr el apoyo internacional a Israel. Le advierten que, con ello, se puede llegar a convertir en 'una cheerleader de Tel Aviv'.

La revista no recogía, sin embargo, dos momentos estelares del ex presidente. Cuando en febrero dedicó un gesto obsceno a un grupo de universitarios de Oviedo y otro más reciente, cuando el pasado mes de agosto fue a la valla fronteriza de Melilla en plena crisis con Rabat.

Ayer, en el PP defendían que ha sido 'el mejor presidente de la historia de España' y que no pensaban hacerle propaganda al artículo. Desde la FAES explicaron que se habían basado 'en sus declaraciones pero no en sus hechos'. Desde los dos frentes denunciaron que la revista es de izquierdas y resaltaron que su consejo editor en España está formado por Pedro Solbes y Fernando Vallespín. 'PSOE puro y duro', indicaron. Es cierto que pertenecen a este organismo, pero también los conservadores Ana Palacio, Gustavo de Aristégui o Soledad Becerril. Aznar no se querellará contra el medio. Sólo emprende acciones legales cuando le calumnian. Los suyos dicen que las de FP son sólo críticas periodísticas