Público
Público

Aznar quiere a Botella de alcaldesa, pero ganando en las urnas

El expresidente del Gobierno hace campaña por su mujer en pleno debate interno del PP de Madrid sobre quién debería ser el candidato. Ana Botella sustituyó a Gallardón al frente del Consistorio sin haber sido elegida

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Para José María Aznar no hay mejor alcaldesa para Madrid que su mujer Ana Botella. Y por ello, en plena guerra abierta en el Partido Popular de Madrid por el debate sobre la sucesión, el expresidente del Gobierno ha empezado a promocionar la candidatura de la actual alcaldesa, que por otra parte llegó al Consistorio después de que Alberto Ruiz Gallardón fuera nombrado ministro de justicia, por lo tanto, sin haber pasado por las urnas.

'Madrid tiene una muy buena alcaldesa, que sabe lo que tiene que hacer' y a la que, si le pidiera su consejo, 'le diría que sí se volviera a presentar a la reelección porque creo que tiene que haber gente buena y ella es buena', dijo esta mañana en una entrevista en Telecinco. 'No le gustaba la política pero a base de tratar con ella acabo entrando', aseguró antes de calificarla como 'una persona muy inteligente con un gran coraje y que le gusta la tarea que hace porque disfruta resolviendo problemas de la gente'.

El PP de Madrid está siendo el epicentro del último pulso de la expresidenta de la Comunidad, Esperanza Aguirre, con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. La que una vez fuera lideresa está tratando a toda costa de desacreditar a Botella y acabar con los últimos vestigios del gallardonismo. Y obviamente, Botella, heredera del Ministro, es uno de los principales objetivos.

Las cosas comenzaron a tensarse cuando la alcaldesa reclamó un congreso regional para elegir al sustituto de Aguirre justo un día después de que presentara su dimisión. La expresidenta ya tenía designada la línea de sucesión y, como al final acabó pasando, Ignacio González estaba en la primera línea. Aquel gesto de Botella no sentó nada bien a los aguirristas, no sólo por el sentido sino por el posible trasfondo que hubiera debajo de esa reclamación. Es decir, una hipotética aspiración a hacerse con el Gobierno de la Comunidad.

A aquello le han seguido una retahíla de cruce de declaraciones entre Botella y González que demuestran el divorcio de los conservadores. Aunque sin lugar a dudas, el momento más memorable se produjo cuando Botella estampó su firma en un documento contra la privatización del Hospital de La Princesay dijera: 'No sabía que iban a desmantelar el hospital'. González contestó inmediatamente que 'la alcaldesa no se entera de lo que está pasando'.

Aznar también descartó que Botella tuviera cualquier tipo de responsabilidad en os trágicos sucesos del Madrid Arena con el fallecmiento de cinco jóvenes. 'Tal vez en España buscamos culpables con demasiada facilidad y un 'dígame la resolución de todo desde el minuto uno'. Las cosas hay que analizarlas, hay que verlas, si usted tiene la responsabilidad de organizar una cosa, de garantizar la seguridad de esa cosa, usted empresa, en un sitio determinado, y no lo hace, sino que deja que entre el doble de gente y no adopta las medidas y no toma las decisiones correctas, ahí es donde en mi opinión recae la responsabilidad', explicó.

Para el ex presidente español 'crisis' como éstas 'son difíciles siempre de gestionar' porque uno piensa que 'si hubiese dependido' de uno 'lo que hubieses podido evitar'. 'No dependía de tí ñen referencia a Botella y el Ayuntamiento de Madridí y, por lo tanto, son muy complicadas de hacer y por eso, lo razonable es poner la atención en quién tiene la responsabilidad sobre las cosas y en ese caso exigir las responsabilidades', razonó.

Aznar ha comentado también que 'la vida política tiene buenos momentos, momentos duros y momentos injustos', pero que sin lugar a dudas 'lo mas grave de este asunto es que haya cinco personas que hayan muerto'. Por otra parte, explicó que inicialmente a Botella