Público
Público

Aznar, sobre Zapatero: "Nunca nadie hizo tanto daño en tan poco tiempo"

El ex presidente del Gobierno advierte de que "la factura que vamos a pagar será desoladora"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El ex presidente del Gobierno José María Aznar vuelve, si es que alguna vez se ha ido. Hoy ha criticado duramente a su sucesor en el cargo, José Luis Rodríguez Zapatero, por su gestión económica que, según dijo, ha devuelto a España a la 'segunda división' de la que había logrado salir.

Aznar dejó una frase lapidaria a modo de resumen de lo que opina sobre el actual presidente del Gobierno: 'Nunca nadie hizo tanto daño en tan poco tiempo'.

Aznar la pronunció en su intervención en la clausura de la jornada 'Hacia un sistema eléctrico sostenible', organizada en la Universidad San Pablo-CEU de Madrid por el Instituto Choiseul.

Antes de entrar en el aspecto energético, el ex presidente quiso llamar la atención sobre l que considera una 'especial vulnerabilidad' de España en la actual crisis económica, acuciada porque, a su juicio, el Gobierno 'no está tomando las decisiones adecuadas' para salir de ella.

Partiendo de que 'hablar con claridad' es su 'obligación' porque la situación es de 'extrema gravedad', Aznar achacó una 'triple responsabilidad' al Gobierno, por 'parar las reformas económicas necesarias que estaban en marcha', rechazar la realidad de la crisis y tomar decisiones 'totalmente equivocadas'. En su opinión, resultado de ello son los cuatro millones y medio de parados, y los más de 100 puntos básicos de diferencial de la deuda española con respecto a la alemana.

Para Aznar, España se encuentra 'al borde del abismo'. Pero advirtió: 'Lo malo no es el precio que hemos pagado, sino el que vamos a tener que pagar; lo malo no es el tiempo que hemos perdido, sino el que estamos perdiendo'. Y avanzó un pronóstico: 'la factura que vamos a pagar va a ser desoladora'.

En el contexto internacional, el presidente de honor del PP piensa que 'España ha vuelto dramáticamente a la segunda división', y que el Banco Central Europeo 'no va a admitir crisis como la griega o la española si no hay una intervención', debido a que incluso 'hay quien duda de que España pueda financiar su deuda y su posición en el futuro'. En suma, Aznar cree que 'la credibilidad de la economía española ha quedado pulverizada'. Y sentenció: 'De ahí habíamos conseguido salir y ahí hemos vuelto'.

Para salir de esta situación, el ex presidente del Gobierno cree que, en lugar de 'discursos alejados de la realidad', hacen falta 'ideas' para avanzar hacia una 'verdadera recuperación; la que crea empleo, da oportunidades para todos', no se basa en un gasto público 'insostenible' y permite el desarrollo de las 'capacidades españolas', que a su juicio quedaron demostradas 'hace no mucho tiempo'. 'Nada nos impide reeditar ese éxito', aseguró.

Aznar expresó hoy sus dudas de que la propuesta del Ejecutivo de retrasar la jubilación a los 67 años responda sólo a una cuestión demográfica y no sea consecuencia del 'gravísimo riesgo' en que se encuentra la economía española, 'que afecta también a la financiación de su deuda'.

'Usted piensa que un Gobierno descubre que la demografía es una catástrofe (...) y lanza una serie de propuestas en torno a la reforma del sistema de pensiones (...) y eso no es consecuencia de que ha recibido la seria advertencia de que nuestro país está en un gravísimo riesgo que afecta también a la financiación de su deuda, eso es absolutamente imposible', dijo Aznar.

Preguntado por su opinión sobre la propuesta en sí, Aznar declaró que no es partidario de 'coger una piedra y tirarla en un estanque' cuando lo que necesita el país es un proceso 'ordenado y serio' de reformas que pasan por fórmulas políticas diferentes.

Aznar también se ha pronunciado sobre el debate de los cementerios nucleares. El ex presidente considera que'con alguna leve excepción, los únicos que han estado en su sitio han sido los alcaldes' que lo han pedido para sus respectivos municipios.

'Otros' interlocutores, cuya identidad no quiso determinar, han tomado, a su juicio, 'posiciones muy poco congruentes con las necesidades de España'. Para Aznar, el debate sobre este tema en España es 'pobre' y lleno de 'dogmatismos', y necesita de 'tranquilidad', 'sosiego' y 'posiciones basadas en la racionalidad'. Sobre todo, porque se plantea como una 'confrontación' entre las distintas fuentes de energía, cuando todas, con sus pros y sus contras, 'tienen sitio en un buen mix energético'. Precisó: 'Por supuesto, la nuclear es una de ellas', porque 'no resuelve por sí sola todos los problemas energéticos, pero sin ella no tendrán solución'.

En opinión de Aznar, el debate tendría que centrarse en 'cómo construir centrales nucleares de nueva generación y ampliar la capacidad de producción', como asegura que están haciendo 'todos los países', incluso algunos tan respetuosos como el medio como Finlandia y Reino Unido.