Público
Público

Balears y Navarra anuncian recortes por 400 millones

Bauzá cifra en 800 los despidos en empresas públicas. La comunidad foral, en la que cogobierna el PSOE, reduce el impacto en sanidad y educación

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

'José Ramón Bauzá preside la empresa que más empleo destruye en Balears', resumió la portavoz socialista en el Parlamento insular, Francina Armengol, tras conocer el tijeretazo anunciado por el presidente del Govern. Bauzá se unió este miércoles con su paquete de ajustes a la ola de recortes ordenada por el PP en las comunidades que gobierna.

El jefe del Ejecutivo regional anunció el despido de 800 empleados públicos que trabajan en las empresas que serán eliminadas en esta estrategia de ajuste. Bauzá confirmó el trazo grueso del recorte que aplicará al entramado público y que supondrá, en un primer momento, la supresión de 92 de las 168 empresas que dependen del Govern.

El Ejecutivo conservadorpretende lograr un ahorro anual de 115 millones de euros con esta dieta de adelgazamiento del sector empresarial que administra. Este eufe-místico 'proceso de racionalización' al que aludió Bauzá prevé reducir a 76 el número de empresas públicas que pervivan finalmente en la comunidad. El plan afecta a todas las estructuras controladas por el Govern, como fundaciones y consorcios públicos.

En el caso de Servicio de Salud de las islas, el Ejecutivo de Bauzá hará desaparecer la empresa pública Gesma Gestió Sanitària de Mallorca, dependiente de la Conselleria de Salut i Consum. Además, el Govern del PP eliminará las fundaciones de los hospitales de Son Llàtzer, en Palma de Mallorca, el Hospital Comarcal de Inca y el de Manacor.

En defensa de este tijeretazo, Bauzá se limitó a apuntar que 'hay que tomar decisiones' y eludió aclarar qué Admi-nistración la presidida por el socialista Antich o la regida por el expresident imputado Jaume Matas es responsable del elevado crecimiento del sector público en Balears que el PSOE achaca al PP. 'Da igual', despejó. 'Lo que no puede ser es esta maraña', sentenció el jefe del Govern.

Navarra reduce un 1,5% el gasto en enseñanza y un 3,6 en sanidad

En su respuesta a este ajuste, el PSOE denunció 'los cien días de recortes' del PP en Balears y acusó a Bauzá de ser 'una sucursal de Madrid al servicio de los intereses electorales de Rajoy para el 20-N'.

Armengol recordó a 'los más de cien trabajadores de Televisión de Mallorca que se quedarán en el paro y a más de 4.000 empleados interinos del Govern muchos de ellos en educación y sanidad que no saben qué pasará con sus contratos' en virtud de este plan de ajustes. El PSOE pedirá la comparecencia urgente de Bauzá en el Parlamento balear para que explique su cartera de ajustes.

El PSOE navarro defiende los ajustes porque se respeta el Estado del bienestar

En medio del continuo goteo de recortes anunciadas por los gobiernos autonómicos conservadores, el Ejecutivo de Navarra, donde gobiernan en coalición UPN y el PSOE, aprobó un primer ajuste del gasto público de 190 millones de euros y anunció que, antes de que finalice el año, el ajuste deberá alcanzar 294 millones.

En total son 1.334 las partidas presupuestarias que se verán afectadas, entre ellas la destinada a la Universidad Pública de Navarra, que dejará de recibir cuatro millones, el gasto farmacéutico, que se reducirá en 18 millones de euros y los 14,5 millones que se aplazan en las obras del espacio multiusos Pabellón Arena, en Pamplona.

La presidenta del Gobierno foral, Yolanda Barcina, compareció con su Ejecutivo incluidos los consejeros socialistas para hacer público su menú de ajustes. 'Es una decisión tomada por unanimidad', insistió, para descansar también sobre el PSOE la responsabilidad del recorte.

El líder de los socialistas navarros y número dos del Gobierno regional, Roberto Jiménez, negó que las medidas adoptadas en su comunidad supongan una 'falta de coherencia' con el discurso socialista contrario a los recortes que encabeza el candidato del PSOE la presidencia. Alfredo Pérez Rubalcaba ha presionado a los socialistas de Navarra para asegurarse de que las carteras de Educación y Sanidad fueran las menos afectadas, como finalmente ha ocurrido, según remarcó Jiménez.

El vicepresidente regional defendió que estos ajustes 'se han aprobado con la prioridad de que los pilares del Estado del bienestar sean los menos afectados'. Así, Educación se recorta en un 1,5% y Sanidad en un 3,6%. La cartera más adelgazada es el departamento de Cultura, Turismo y Relaciones Institucionales, que reducirá su presupuesto un 12,3%.