Público
Público

El banco malo se lleva por delante el alquiler social de los desahuciados

Afectados por las hipotecas se concentran en la sede de Bankia en protesta por el "engaño" de la entidad a personas en lista de espera para el firmar el contrato.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Decenas de afectados por las hipotecas se han concentrado esta mañana en la sede de Bankia de la calle Alcalá, 1 para protestar contra el 'engaño' de la entidad nacionalizada a desahuciados que esperaban para firmar un contrato de alquiler social.

Este es el caso de Olga Veloso, que lleva esperando desde junio para firmar un contrato de alquiler social que negoció con Bankia después de que le llegara la tercera orden de desahucio. 'Sólo tenía que firmar, pero el viernes me llamaron del banco para decirme que no firmaría nada porque el piso ya no les pertenecía a ellos, sino que ahora era del banco malo', relata delante del cordón policial que impide a los manifestantes entrar en la sede del banco. 'Son unos mentirosos, me hacen esperar mientras se lo dan todo al banco malo', se queja.

'Me llamaron para decirme que no firmaría nada porque el piso ya era del banco malo'El Grupo BFA-Bankia firmó el pasado viernes -el mismo día en que le comunicaron a Olga la mala noticia- el contrato de transmisión de activos a la Sociedad de Gestión de Activos Procedentes de la Reestructuración Bancaria (SAREB) por el que se transferirán activos al conocido como 'banco malo' por valor de 22.317,7 millones de euros.

Según explica a Público Nadia Jamard, miembro de la PAH y de Acampada Celenque, el caso de Olga va a ser la tónica general que van a sufrir muchos de los afectados que esperan obtener un régimen de alquiler social. 'Presuntamente esto es una estafa. Están engañando a muchas personas a las que llaman en el último momento para comunicarles que ya no pueden concedérselo porque han entregado la vivienda al banco malo', explica.

Dación en pago exprés

Según Sergio Patón, también miembro de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca, 'se están dando a muchos afectados escrituras de dación en pago, con terminología muy confusa. Les presionan para que las firmen rápido sin consultarlo con ningún experto, en un plazo de dos días, si no lo hacen, no les concederán la dación en pago', explica. 'Eso se llama coacción y lo que van a conseguir es que las firmen igual que firmaron las hipotecas, sin saber lo que están firmando', asegura Patón.

La intención de los manifestantes era entrar en la sede del banco para hacerles llegar las cartas de negociación que les enviaron a los afectados, 'que las firmen y se comprometan por escrito',dice Nacdia, quién añade que han pedido una entrevista con la presidenta del banco malo, Belén Romano,  y que les concedan pisos del fondo social de viviendas. 'Queremos este banco (Bankia), que es el responsable y el que se comprometió a conceder los alquileres sociales, dé una respuesta ya y asuma sus responsabilidades', dice.

Entre gritos de 'vergüenza' y de 'banqueros a prisión', la policía ha cerrado el banco a petición de los trabajadores sin que Olga pudiera entrar a negociar un solución a su situación. Los manifestantes han vuelto a la plaza de Celenque, donde decenas de desahuciados por Bankia llevan acampados más de un mes exigiendo una solución.