Público
Público

Quién es quién en la 'banda' de Díaz Ferrán y Angel de Cabo

Iván Losada se puso un sueldo de 500.000 euros anuales por administrar Viajes Marsans desde junio de 2010, cuando la empresa ya estaba en quiebra

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El auto de prisión de Gerardo Diaz Ferrán dictado este viernes por el juez Eloy Velasco relata las actividades delictivas y la distribución de funciones de los nueve detenidos en la 'Operación Crucero', cuyo objetivo era el ocultamiento del patrimonio del exjefe de la patronal y de su socio, Gonzalo Pascual (ya fallecido), para evitar que cobrasen los 10.000 acreedores del grupo Marsans.

Para ello,  Díaz Ferran y Gonzalo Pascual 'acordaron' con Angel de Cabo una estrategia para el alzamiento de sus bienes mediante la cesión del control de Marsans al empresario valenciano, a cambio de que los dos primeros cobrasen del segundo 100.000 euros mensuales hasta la cuantía de 8 millones de euros. Según el juez, Díaz Ferrán fue cobrando puntutalmente, mientras que Pascual no recibió ningún dinero del estipulado.

Los nueve detenidos en la operación realizaron las siguientes actuaciones, según 'numerosos y marcados indicios' obtenidos en la causa:

Gerardo Díaz Ferrán.- Junto a Gonzalo Pascual 'habría diseñado una estrategia para alzarse con sus bienes aparentando insolvencia patrimonial', dentro de la cual estaba que Angel de Cabo, a través de empresas 'de su entorno', tomase el control de Marsans. El acuerdo alcanzado entre los dueños de la compañía y De Cabo consistía en el traspaso del grupo empresarial y sus derechos, así como el patrimonio personal y familiar de los dos. De Cabo se comprometía a pagarles 100.000 euros al mes hasta alcanzar la suma de 8 millones de euros.

Angel de Cabo. 'Máximo responsable de una organización dedicada a la captación de empresas en dificultades de las que se aprovecharía para su beneficio personal, y que controlaría directamente', según le describe el auto judicial. Se vale para ello de 'un extenso entramado societario nacional e internacional, y de un equipo de profesionales y colaboradores encargados del diseño y funcionamiento del mismo'.

Una de las empresas sobre la que actúa es Marsans, donde, 'bajo la promesa de solucionar sus problemas económicos', en realidad se valen de su posición en beneficio propio. 'Sirva como ejemplo que tanto bienes muebles como inmuebles del Grupo Marsans, así como patrimonio familiar de sus dueños, se encontraría en la actualidad en posesión de De Cabo y su entorno', dice el instructor.

Entre su entramado societario, destacan Esser Internacional 21 (titular de bienes inmuebles personales) e Inversiones Real Xatur (titular de inmuebles de carácter industrial). La primera empresa es propiedad de la mujer de De Cabo (Consuelo Garrido Ortiz) en un 90%, mientras que el otro 10% es de su hermano y cuñado de De Cabo (Teodoro Garrido Ortiz, detenido en la operacion). La segunda empresa, Inversiones Real Xatur, es de Proezza Grupo Inversos, cuyo socio único es Esser Internacional 21.

Iván Losada Castell. 'Una de las personas de máxima confianza de De Cabo y uno de los pocos con poder decisión en la organización que encabeza éste'. Ello se traduce en la toma de decisiones sin consultar con su jefe, dando órdenes a testaferros, otorgando escrituras públicas, y siendo depositario o custodio de bienes, documentación, cheques o dinero en efectivo que tienen origen o vinculación con las entidades 'alzadas' y adquiridas por la organización de De Cabo.

Losada es representante de Teinver, S.L., administrador único de Viajes Marsans desde el 16 de junio de 2010 --cuando la empresa ya estaba en quiebra-, cuando sustituyó a Díaz Ferrán y Pascual. 'Como retribución de su desempeño a Losada Castell se le asigna un salario bruto anual de 500.000 euros más un 5% de beneficios'.

Susana Mora Carou. Otra de las personas de mayor confianza de De Cabo y una de las pocas con Losada con poder de decisión en la organización. Ültimamente era fiduciaria de empresas nacionales y extranjeras de su jefe. Hace poco más de dos meses, el 20 de septiembre de 2012, es designada administradora única de Promomegan Negocios S.A., que a su vez es propietaria de la única empresa que produce dinero dentro del grupo empresarial de De Cabo, es que Naturaleza y Turismo (antes de Trapsatur).

 De Cabo demostró su confianza con esta mujer confiándole documentación comprometida y dinero o cheques bancarios que guardaba en su casa, en su trastero y  (a Susana Mora se la incautaron más de un millóhasta en su vehículo particularn de euros en efectivo en los registros de la Operación Crucero).

Teodoro Garrido Ortiz. Hermano de la esposa de De Cabo, y por tanto, su cuñado. Con participación en las empresas de la trama Esser Internacional 21 e Inversiones Real Satur, representó a ambas en los contratos de reconocimiento de deuda con garantía hipotecaria que dieron como resultado que la empresa chipriota Plyntari Limited fuese acreedora de las patrimoniales de De Cabo. Garrido es uno de los testaferros de mayor confianza. Depositario de documentación y efectivo de su cuñado, que además le pagó su coche y una vivienda.

Carlos José Estellés Jiménez. Viejo conocido de De Cabo, entra en principio para encargarse de las concesiones de gimnasios tras la adquisición de Marsans, pero posteriormente es utilizado como fiduciario de empresas extranjeras. Familiar de Meter Friedrich Fölsing, con quien se firmó el contrato de gestión del cobro de la deuda de Airbus con la sociedad irlandesa Astra Worldwide International Leasing Ltd. También tiene relación con empresas de Liechtenstein y la ya citada de Chipre, que eran destinatarios de fondos y derechos del entorno de De Cabo, conseguidos en el marco de su actividad y, algunos de ellos, procedentes de la compra del conglomerado Marsans.

Antonio García Escribano. empresario del transporte ligado a De Cabo, y a través de su sociedad Autopullman Jucan, socio único de Naturaleza y Turismo, donde sustituyó a Trapsatur, antigua empresa de Marsans. Se le identifica como la persona encargada de negociar con Monbus (grupo de autocares) la venta de las concesiones administrativas propiedad que eran propiedad de Trapsa, por un precio estimado de 18 millones de euros.

José Enrique Pardo Manrique. Testaferro de De Cabo, su nombre figura en los órganos sociales de muchas de las mercantiles del entramado. Administrador único de Szendia Asociados 21, a través de la cual se canalizan los fondos obtenidos en la operación de 33,8 millones de dólares abonados a Airbus por la sociedad irlandesa Astra Worldwide del grupo Marsans.

Rafael Tormo Aguilar. Fiscalista, 'máximo responsable del diseño de la estructura societaria radicada en el extranjero de la confección de contratos simulados y documentados predatados, que se utilizarían para la justificación de los movimientos de activos'. 'Al parecer --dice el juez--, se habrían constituido sociedades en varios países, tales como Chipre, Suiza, Liechtenstein, Malta y Hong-Kong'.

Desde hace aproximadamente un año y en especial desde la operación contra Nueva Rumasa, la organización de De Cabo se centró en justificar los movimientos de fondos tras la entrada en Marsans, para lo cual Tormo 'se habría encargado de confeccionar contratos simulados y otros negocios jurídicos para colocar los activos en el exterior'.