Público
Público

Barberá se desmarca de la polémica de los buses con anuncios eróticos

La alcaldesa deValencia resalta en que  las líneas no son "no son municipales, sino por concesión privada"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Rita Barberá se lava manos. La alcaldesa de Valencia quiso dejar claro que el Ayuntamiento de Valencia no tiene ninguna responsabilidad en la inclusión de publicidad de clubes de alterne en los autobuses interurbanos de Valencia: 'No son autobuses municipales, sino de concesión privada'. Los autobuses con la polémica publicidad dependen de la Generalitat valenciana, tal como se desprende de la información publicada por este diario. 

Barberá, que visitó en Málaga la sede de la Diputación Provincial donde fuerecibida por su presidente, Elías Bendodo, respondió así a las preguntas de los periodistas tras la información publicada en este diario.

Este medio informaba de que nueve líneas de la Entidad de Transporte Metropolitano de la ciudad de Valencia llevaban anuncios de clubes de alterne en Valencia, después de que el Ayuntamiento de la ciudad vetara en 2009 publicidad atea en autobuses urbanos. Entonces Barberá dijo que la inclusión de publicidad atea le parecía 'un disparate'. En esta ocasión no ha dicho nada pese a que los autobuses circulan por las calles de Valencia. Según EFE, esta publicidad se puede ver desde abril.

'Es muy fácil echar la culpa al Ayuntamiento o venderlo así, pero la niego absolutamente, esas líneas no son municipales, son por concesión privada, que ponen la publicidad que quieren, no tengo nada que ver ni mi Ayuntamiento tiene que ver', ha señalado Barberá. En su información, Público nunca ha dicho que los autobuses fueran municipales, al contrario siempre ha dejado claro que se trata de autobuses interurbanos.'Es muy fácil echar la culpa al Ayuntamiento'

La alcaldesa considera un 'bomboncito' la 'oportunidad' de arremeter contra el Ayuntamiento conservador en el actual momento político, pero que se trata 'de una información absolutamente falsa', y anunció que, desde el consistorio valenciano, 'ya verán lo que hacen' después de 'inculparlos'.

'Alguna reacción tenemos que tener, sin duda alguna, desde el Ayuntamiento, por la defensa de nuestros intereses y frente a la falsedad y la mentira', ha concluido Barberá.