Público
Público

Barcelona se lleva el pleno al Gordo

El 79.250 se vende mayoritariamente en Pallejà, Cerdanyola del Vallès y Barcelona. Un bar reparte 180 millones de euros 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El número más alto de la historia del sorteo de Navidad repartió ayer 585 millones de euros y 414 de ellos se fueron a la provincia de Barcelona. El 79.250 cayó en Cerdanyola del Vallès, Pallejà y Barcelona capital. El resto estuvo repartido entre Alcorcón (Madrid), Madrid capital, Cáceres, Tenerife, Alicante, Saldaña (Palencia) y Eibar (Gupúzcoa).

El Gordo se hizo esperar. Lo cantaron Andreas López e Iván Quintero a las 11.14 horas, cuando ya habían salido el segundo premio, los dos cuartos y cinco quintos premios. Catalunya fue la comunidad más agraciada por la Lotería ya que repartió 484 millones de euros (sin contar terminaciones ni pedreas) de un total de 2.320 millones. Además del Gordo, las administraciones catalanas repartieron 70 millones en un segundo premio, tres cuartos y cinco quintos.

La mayoría de décimos del Gordo se vendieron en la administración de la plaza de Urquinaona de Barcelona, en la número 7 de Cerdanyola del Vallès y en el bar Maldonado de Pallejà (también en Barcelona), cuyo propietario, Antonio Maldonado, repartió 180 millones de euros.

'El 147 le parecía feo a todo el mundo', cuentan en Doña ManolitaEl 79.250 también dio dinero en Alcorcón (Madrid), aunque la noticia no pilló por sorpresa a los gestores de la administración premiada: los loteros de La Mexicana habían contratado a una médium para que conjurara la suerte en sus números.

Si el primer premio de la Lotería fue el número más alto de la historia del sorteo, el segundo fue uno de los más bajos. El 147 repartió un millón de euros por casi toda España: A Coruña, Granada, Madrid, Zaragoza, Burgos Vizcaya y Lleida. En la emblemática administración madrileña de Doña Manolita, en plena Gran Vía, no fue fácil colocar ese número tan bajo. 'Nadie lo quería, a todo el mundo le parecía feo porque tenía muchos ceros', contaba ayer la lotera, Concha Coronado.

Seis de los 13 números premiados en el sorteo empiezan en sietePrecisamente, los ceros que preceden al 147 fue lo que llamó la atención de otra famosa administración de lotería, la Bruixa d'Or en Sort (Lleida). 'A las 8.30 ya vaticiné que daríamos el segundo premio. Nosotros siempre apostamos por números pequeños y empezados en cero', explica el gerente de la Bruixa d'Or, Xavier Gabriel, que vendió 15 series del 147.

El tercer premio no fue bajo ni con ceros. El 75.913 repartió 500.000 euros a la serie únicamente en Madrid, en una administración del barrio de Pacífico. Salió del bombo pasado el mediodía.

Tres quintos premios caen íntegros en Madrid, Gijón y Palma

El premio más madrugador fue un quinto. Igual que seis de las 13 combinaciones premiadas ayer, empezaba por siete. El 75.869 llegaba a las 9.34 horas y repartía 50.000 euros entre Barrantes (Pontevedra), Calafell (Tarragona) e Íscar (Valladolid). Lo cantaron Alba Corbacho y Alison Calderón, que sacaron la primera de las 86.787 bolas del sorteo y protagonizaron la primera anécdota del día, cuando a una de ellas se le escapó la risa al cantar el primer premio de 1.000 euros. Los niños que cogieron el relevo de Alba y Alison cantaban el segundo quinto, el 73.684, que cayó en Barcelona, Madrid, Arzúa (A Coruña), Girona, Aldaia (Valencia) y Lorca (Murcia).

El tercer premio en aparecer fue otro empezado por siete y también fue un quinto. Sondika (Vizcaya), Valladolid, Navia (Asturias), Murcia, Alcalá de Henares (Madrid) y Vila-real (Castellón) se repartieron los 50.000 euros del 77.992.

El resto del Gordo se va a Zaragoza, Alcorcón, Tenerife, Madrid y Palencia

El primer cuarto premio, dotado con 200.000 euros, salió poco después. El 57.896 repartió millones en Madrid, Toledo, Cáceres, Ciudad Real, Granada y Barcelona. El otro cuarto, el 25.506, cayó en Asturias, Barcelona y Córdoba.

Antes de las 11 de la mañana, salía otro número curioso. El 69.069 cayó íntegramente en la administración 94 de Palma de Mallorca. No fue el único quinto que repartió millones en un único puesto de lotería. El 34.141 se fue directamente a Madrid, y a Gijón (Asturias) cayeron todos y cada uno de los 50.000 euros del 78.953.

El resto de quintos premios fueron más solidarios y se repartieron por toda la Península. El 15.548 fue el más trozeado. Cayó en Lugo, Málaga, Murcia, Barcelona, Valladolid, Madrid, Alicante, Lleida, Navarra, Vizcaya, Valencia, Almería, Burgos, Cuenca, Pontevedra, Salamanca, A Coruña, Las Palmas, Tarragona y Huelva. Esta última provincia española fue, junto con Teruel, la menos agraciada por la Lotería.

A pesar de la crisis, las ventas de lotería sólo descendieron un 0,26% respecto a 2009, según datos provisionales. De hecho, el sorteo gana adeptos porque este año se celebró por primera vez en el Palacio de Congresos de Madrid, con un aforo de 1.909 personas. La tradicional sala de Guzmán el Bueno se hubiera quedado pequeña aunque ayer se quedaron muchos asientos vacíos.

5-0 o la suerte de los culés

El 5-0 que le metió el F.C. Barcelona al Real Madrid el pasado 29 de noviembre hizo que muchos aficionados del Barça comprasen la terminación del premio Gordo: el 50. Además, el primer premio también se vendió en la localidad madrileña de Alcorcón, otro equipo que goleó (4-0) al Real Madrid.

Peregrinos millonarios

Un número corto y feo para muchos, el 147, se llevó el segundo premio. En el Año Xacobeo la suerte se movió hasta Santiago de Compostela, donde la administración número 3 vendió una serie del segundo premio. Muchos décimos fueron a parar a caminantes.

Esta noche, toca

Uno de los quintos premios, el sugerente 69069, despertó el apetito sexual de algunos de sus abonados y ahora nuevos millonarios. “Esta noche lo voy a practicar con mi marido”, afirmó tan contenta Antonia Oliver, una de las compradoras de este quinto premio.

El granizo y las catástrofes

El primer premio también tocó en Cáceres. La propietaria de la administración 9 de la ciudad extremeña estaba convencida de que el Gordo iba a tocar en ciudades que han sufrido alguna catástrofe. Y atribuyó su suerte a la tromba de granizo que cayó sobre esta localidad el pasado 17 de septiembre.

El niño que lo tenía muy claro

Iván Quintero, el niño de San Ildefonso que ha cantado a las 11.14 horas el primer número, tenía “muy claro desde el principio” que iba a ser él quien repartiese la suerte. El crío salió del salón de loterías con el apodo del niño de la cresta por su peculiar peinado. Como todos los años, el salón de loterías se llenó de ‘frikis’.