Público
Público

Basagoiti: "Matas es un chorizo, un jeta y debería pedir perdón público"

El presidente del Partido Popular en Euskadi cree, en cambio, que Francisco Camps es "un hombre austero" que "no está en política para trincar"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El presidente del PP en Euskadi, Antonio Basagoiti, ha asegurado que desde el Gobierno del ex lehenkari Juan José Ibarretxe (PNV) 'se financió el negocio de la mediación con ETA'. El líder de los conservadores vascos cree que los mediadores internacionales no tienen ningún papel en este momento y subraya, en una entrevista a Vanity Fair, que 'hay mucho caradura que hace caja con esto'.

Además de sus críticas al Partido Nacionalista Vasco, Basagoiti también ha cargado contra algunos exponentes del Partido Popular, como el ex presidente de Illes Balears Jaume Matas, a quien califico de 'chorizo' y 'jeta'. Para el presidente de la Generalitat valenciana, Francisco Camps, imputado por su relación con la trama Gürtel, ha tenido palabras de aliento: 'Él no ha metido la mano, sólo ha cometido errores'.

Respecto a los escándalos de corrupción en los que se ha visto implicado su partido, en Euskadi 'no hay Gürteles', asegura Basagoiti. 'Los de los coches oficiales, los oportunistas, los Bigotes se acercan a un partido más fácil. No a uno donde te pueden matar'. El líder del PP vasco también se ha referido en la entrevista al presidente del Partido Popular, Mariano Rajoy, así como a políticos como Alfredo Pérez Rubalcaba, Rosa Díez o Patxi López. Éstas son sus respuestas.

'Si tenemos en cuenta que ninguno [Luis Bárcenas, Jaume Matas o Ricardo Costa] está condenado, ha actuado bien. Yo alabo su prudencia. Quizás el cuerpo te pide mandarlos a freír morcillas, pero ha hecho las cosas con templanza'. 

'Puede ser que a simple vista, Mariano Rajoy parezca un poco parado, pero esconde una gran capacidad de reflexión. Basta echar la mirada atrás y ver los marrones que le han caído a este hombre en los últimos años: la sustitución del carismático Aznar, afrontar la derrota electoral después del 11-M y lograr que el partido no se desmembrase, las elecciones vascas, las gallegas... Y luego aquellos que promovieron líos ahora están muy calmaditos. Este hombre hace las cosas bien, por eso será presidente'.

'Rajoy tiene una posición dura [respecto a la crisis], porque las enfermedades graves no se curan con aspirinas. No hay que olvidar que si gana Mariano Rajoy con esta crisis lo primero que tiene es un marrón. Si pensásemos sólo en el bien del Partido Popular y en las encuestas, dejaríamos pasar el tiempo, que el gobierno de Zapatero se enfrentase solo a las medidas impopulares para atajar la crisis como la reforma laboral o la subida de impuestos. Y luego llegaríamos nosotros para recoger lo bueno. Por eso es muy valiente y tiene mucho sentido de Estado la actitud del líder de la oposición'. 

'Matas es un chorizo, un jeta y debería pedir perdón público. Este caso no tiene ningún pase. Debería pedir perdón ya no sólo como miembro del PP, sino como representante de los ciudadanos a los que ha engañado. También debería limpiarse la imagen del partido en Baleares, donde sí hay gente honrada'.

'Este caso no es en absoluto comparable al de Francisco Camps, que es un hombre austero que no va en cochazos. Yo defiendo su honestidad, ya que no está en política para trincar'.

'Yo confío profundamente en su honestidad, este hombre no se ha llevado nada. Si fuera condenado, debería también pedir perdón público, pero no es comparable. Él no ha metido la mano, sólo ha cometido errores'.

'Mi relación es de responsabilidad, no de confianza. A cambio de este pacto no he obtenido ni una consejería. Si hubiese existido un toma y daca se hubiese prostituido el objetivo final, que es acabar con ETA. La ventaja es que tengo más fuerza moral para exigir una política que acabe con el terrorismo [...]. Nuestra relación sigue siendo sexo más que de amor. Un sexo que no ha caído en la rutina y no ha necesitado aventuras extramatrimoniales. Si no se echa carbón a la caldera puede haber momentos de rutina, pero tenemos la voluntad clara de seguir actuando con responsabilidad'.

'[Mi valoración política de él] es la que tiene que ser. Pero ya he dicho muchas veces que los acuerdos no van a misa y deben revisarse cada día'.

'Mi declaración [hipotético anuncio de una tregua de ETA en julio] se ha magnificado. Yo no afirmo que habrá una cosa u otra [tregua]. Lo hice para que no piquemos en el anzuelo de ETA, que nos presenta a batasunos tipo Otegui como la cara buena de la banda. No estoy cuestionado en absoluto la política de Rubalcaba. No lo hice para desgastar a nadie, sino para recordarles que hay que actuar. Sólo quiero que tengamos presente que si ETA presentase una tregua, habrá que estar preparados.

'Ninguno [en referencia a que no tienen ningún papel]. Aquí hay mucho caradura que hace caja con la negociación. Me consta que desde el Gobierno de Ibarretxe se financió el negocio de la mediación con ETA. Estos tipos, que vienen de Sudáfrica y de Irlanda, se llenan el riñón con cada conferencia en foros de paz sin tener ni idea del País Vasco. Son mercenarios de la mediación que no hacen más que fortalecer a ETA, porque le dan categoría de agente negociador'.

'Si la pregunta [¿Es usted el Gallardón vasco?] va sin segundas, lo considero un halago. Gallardón habló con mi padre cuando hubo la posibilidad de sustituir a María San Gil. A mí me gustan los políticos liberales, pero yo no entro en decidir entre Aguirre o Gallardón. Aquí ambos han estado siempre cuando les hemos llamado y se ponen al teléfono más que otros megalíderes nacionales. Y, ya bromeando, Esperanza viene aquí todos los veranos y jugamos al golf. Por cierto, yo siempre le gano'.

'La salida no es la moción, sino la convocatoria de unas elecciones anticipadas y que decida el pueblo. Si gana el PSOE entonces habrá que callarse. Tenga en cuenta que Zapatero está dimitido. Ha dimitido de sus principios, de su programa, de su propuesta, de su idea y parece que de sus principios en la política. Este hecho debe traducirse en unas elecciones, lo que depende del propio presidente del Gobierno y no de la oposición. No tenemos por qué resignarnos a ser gobernados por un presidente y un Gobierno tan malos'.

'Se puede hacer mejor, recortando donde hay que recortar en las administraciones, los sueldos y el despilfarro superfluo de las instituciones, y aplicando una política económica buena, una reforma laboral y energética. Hay esperanza, que es otra forma de gobernar y otro espíritu'. 

'A esa señora aquí la tenemos muy calada y sabemos que es una oportunista. Sabemos que hoy piensa esto, pero, ¿y mañana? Le pongo un ejemplo, ella está a favor de quitar la pensión máxima a los diputados, sin embargo conserva la que recibe de cuando estuvo como consejera en la Cámara vasca. Uno nunca pierde su capacidad de asombro'.

 


Basagoiti se refiere en varias ocasiones, preguntado por la autora de la entrevista publicada en la revista Vanity Fair, a la trama de corrupción que ha salpicado a su partido, así como a la reacción de Mariano Rajoy (que reproducimos arriba, en el apartado dedicado al presidente del Partido Popular). Así respondió el líder del PP vasco a las preguntas sobre el caso Gürtel.

— ¿No se necesitaría regeneración en su partido?

— Para mí lo grave es que las encuentas digan que el PP esté asociado a la corrupción. Lo más grave es que haya gente que utiliza nuestras siglas para lucrarse y empañar la memoria de compañeros como Miguel Ángel Blanco, que murieron y, todo sea dicho, no cobraban un duro. Yo no haría una lectura electoral, pero sí creo que hace falta una regeneración política para que estas cosas no vuelvan a pasar. No puede haber más Bigotes ni más Correas. Yo entré hace quince años con la motivación de la lucha contra el terrorismo y como alternativa a los escándalos de corrupción interna del PSOE como Filesa.

—¿Cuál es su receta para combatir la corrupción de los partidos?

—Desde el caso Gürtel se han activado medidas como la declaración pública de bienes, pero creo que debería haber un grupo de asuntos internos en todos los partidos que controlase la honestidad.

—¿Y no se sentirían espiados?

—Yo no me quiero meter en la cama de nadie. No quiero saber si un concejal tiene un amante, pero sí quiero saber si tiene tres Ferraris o tres chalets y no los tenía antes de ser elegido.

—Y en esa regeneración, ¿cree que sería necesario acabar con la vieja guardia de Aznar, que aún sigue en activo?

—Yo estoy a favor de la regeneración, no de la ruptura.