Público
Público

El bebé ahogado en una playa de Málaga fue arrojado vivo al mar

La autopsia revela la presencia de agua en los pulmones y otros órganos de la pequeña

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El bebé que fue hallado sin vida el pasado domingo en la playa malagueña de Huelin estaba vivo cuando le arrojaron al mar. Así lo revela la autopsia realizada al cuerpo de la niña, de pocos días de edad y de raza blanca.

En el examen forense, realizado hace dos días en el Instituto de Medicina Legal, se detectó la presencia de agua en los pulmones y en otros órganos internos de la pequeña, lo que confirmaría la tesis de que murió ahogada.

Las primeras hipótesis apuntaban a que la recién nacida ya había fallecido antes de ser abandonado en la orilla de la playa malagueña, pero los datos arrojados por la autopsia han dado un vuelco a la línea de investigación inicial, tal y como publicó ayer el diario Sur. El Grupo de Homicidios de la Policía Nacional se centra en estos momentos en identificar a la víctima, que podría tener en torno a una semana de vida, para así poder llegar hasta los progenitores.

Por su parte, el titular del juzgado que se encarga del caso ha decretado el secreto de sumario. El cuerpo desnudo de la niña fue encontrado en la orilla sobre las 9:30 horas del domingo por un vecino que paseaba por la zona. El hombre avisó a los servicios de emergencias, que certificaron la muerte de la pequeña.

La investigación apunta a que el cuerpo estuvo poco tiempo en el agua. Varios testigos han asegurado a la Policía haber visto a un hombre en la orilla de la playa con un carrito de bebé poco antes de que se hallara el cadáver, que aún tenía colocada la pinza del cordón umbilical. Los agentes investigan esta pista.