Público
Público

Benedicto XVI pide defender a los cristianos

El Papa reclama "solidaridad activa" con las comunidades de Oriente Medio e Irak

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El papa Benedicto XVI aprovechó este sábado su tradicional mensaje de Navidad tras la bendición Urbi et Orbi para pedir a los líderes políticos y religiosos del mundo que se comprometan 'por el pleno respeto de la libertad religiosa de todos'. Les reclamó 'una solidaridad activa con las queridas comunidades cristianas en Irak y en todo el Medio Oriente'.

Su mensaje se produce después de que en los últimos meses los cristianos hayan sido puestos en el punto de mira del terrorismo en Irak y de que el pasado 31 de octubre, en un atentado contra la catedral sirio-católica de Bagdad, fueron asesinados dos sacerdotes y más de cincuenta fieles. Benedicto XVI ya había denunciado recientemente 'con dolor' que los cristianos son ahora el grupo religioso que sufre el mayor número de persecuciones.

En esta misma línea, denunció la falta de libertad religiosa en China. Días antes, el Vaticano había acusado a las autoridades comunistas de Pekín de dañar el diálogo y de realizar gestos 'hostiles' por haber promovido una asamblea de obispos sin el permiso de Roma y haber ordenado un prelado sin el visto bueno del Papa. En este sentido, Benedicto XVI pidió ayer a los católicos chinos 'fe, paciencia y fortaleza'. El papa les exhortó a 'no desanimarse ante las limitaciones a su libertad de religión y conciencia' y a mantener viva la llama de la esperanza.

El papa también expresó su preocupación por la situación en Tierra Santa y, ante los miles de personas que se reunieron ayer en la plaza de San Pedro del Vaticano, pidió '¡que la luz de la Navidad resplandezca de nuevo en aquella Tierra donde Jesús ha nacido e inspire a israelíes y palestinos a buscar una convivencia justa y pacífica!'.

En su mensaje navideño, reclamó una paz 'duradera y de auténtico progreso' para las poblaciones de Somalia y de Costa de Marfil, así como de Darfur (Sudán); estabilidad política y social en Madagascar, respeto de los derechos humanos en Afganistán y Pakistán, y reconciliación en la península coreana.

Dedicó gran parte de su intervención ante los fieles a reclamar a los gobiernos de las naciones más ricas que continúen con las ayudas a favor 'de los que todavía sufren las consecuencias del terremoto devastador' y la reciente epidemia de cólera en Haití.

También les pidió que no se olviden de los afectados por las calamidades naturales sufridas en algunos países de Latinoamérica durante este año, como Costa Rica, Venezuela, Colombia, Guatemala y Costa Rica.