Público
Público

Bermejo pone fin a la huelga con una reunión de 16 horas

Acepta las demandas económicas para cerrar el conflicto antes de la investidura de Zapatero

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La huelga de los funcionarios de la Administración de Justicia no transferida está prácticamente desconvocada desde ayer, después del acuerdo firmado por los dos sindicatos mayoritarios, CCOO y UGT, y el ministro de Justicia, visiblemente satisfecho por el resultado final.

Mariano Fernández Bermejo, que resaltó el papel 'clave' de los secretarios generales de los sindicatos en la última negociación -17 horas entre el sábado y el domingo-, aseguró ayer que la huelga 'ha tocado a su fin, sin vencedores ni vencidos'. No obstante, los dos sindicatos minoritarios del sector, CSI-CSIF y STAJ, no pondrán fin al paro hasta que sometan a referéndum el acuerdo. Ayer, su intención era pedir el sí, por lo que el conflicto se cerraría en unos días.

El temor en el Gobierno es ahora el del 'contagio de la huelga' en el seno la Administración, según señalaron fuentes del Ejecutivo y de las organizaciones sindicales a este periódico. Es decir, que otros funcionarios (médicos, guadias civiles, policías) pidan la equiparación salarial con las comunidades autónomas.

Un 'buen acuerdo'

El secretario general de la Federación de Servicios y Administraciones Públicas (FSAP) de CCOO, Miguel Segarra, y el secretario general de la Federación de Servicios Públicos de UGT, Julio Lacuerda, sustituyeron a los responsables de Justicia de sus sindicatos, que estuvieron en las 13 reuniones anteriores, para llevar la voz cantante en la negociación con el ministro y coincidieron en señalar que el logrado era un 'buen acuerdo'.

La sensación entre los asistentes a la larguísima reunión es, sin embargo, la de que los sindicatos se salieron con la suya en el ámbito económico, pues del incremento salarial de 200 euros que pedían para equipararse a los funcionarios de las comunidades autónomas con la Justicia transferida, han logrado otro de 190 euros que les serán abonados a partir de julio de 2009. Hasta entonces, cobrarán, mediante ingreso en nómina y pagas extras, 160 euros mensuales.

En el plano político, en cambio, según fuentes de la negociación, el claro vencedor es Bermejo, al lograr que CCOO y UGT cediesen en su pretensión de convocar esta semana un referéndum para aprobar el acuerdo alcanzado con el ministro. Ello hubiese impedido cerrar completamente el conflicto antes de la investidura de Zapatero, que se inicia mañana en el Congreso.

El ministro de Justicia -que ya en la entrevista de Público el sábado se mostraba 'absolutamente convencido' de que iba 'a arreglar la huelga'-. logró desatascar así una situación que parecía enquistada. Precisamente, las únicas veces en las que el ministro se ausentó de la sala de negociación fue para consultar con Hacienda hasta dónde podía llegar con sus concesiones.