Público
Público

Bildu y PSE están dispuestos a lograr acuerdos puntuales en la legislatura

Tras reunirse durante una hora, ambas formaciones insisten en que aspiran a gobernar Guipúzcoa

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Bildu y el PSE mantienen las espadas en alto por gobernar la Diputación de Guipúzcoa, pero están dispuestos a alcanzar 'acuerdos puntuales' a lo largo de la legislatura. Esta es la principal conclusión de la reunión que ayer mantuvieron en San Sebastián dentro de la ronda de contactos iniciada la víspera por la coalición abertzale con el PNV.

Nueve días después de las elecciones municipales y forales en Euskadi, Bildu, PNV, PSE y PP mantienen sus aspiraciones por llegar a pactos, de distinto color, que les permitan gobernar los próximos cuatro años Guipúzcoa, donde la coalición integrada por EA, Alternatiba e independientes fue en las urnas la primera fuerza, con 22 escaños, por delante del partido nacionalista, con 14 asientos en las Juntas Generales, la Cámara del territorio.

Patxi López cree que si Bildu controla Guipúzcoa, el PNV será el 'responsable'

Antes del inicio de la reu-nión de ayer entre Bildu y PSE, era sabido que pensar en un acuerdo de gobierno entre ambas fuerzas políticas era sin más una quimera, de ahí que la disposición mutua que mostraron para llegar a 'acuerdos puntuales' a lo largo de la legislatura trascendiera como la principal novedad del encuentro, que se prolongó durante una hora, como el celebrado la víspera con el PNV.

A su término, el candidato del PSE a diputado general de Guipúzcoa, Miguel Buen, manifestó su intención de postularse para ese cargo, salvo que haya una sorpresa con un acuerdo global con el PNV, y corroboró además su disposición a alcanzar con la coalición abertzale acuerdos 'puntuales' durante la legislatura.

Bildu hizo público un comunicado en el que también mostraba su voluntad a mantener los 'canales de diálogo abiertos y llegar a acuerdos puntuales' con el PSE. Ambas fuerzas coincidieron en que tales ententes podrían darse en materias concretas de carácter social y fiscal.

El candidato de Bildu a diputado general, Martin Garitano, aludió también al interés mostrado por la delegación socialista sobre el proceso de normalización política. Según el líder de la coalición en Guipúzcoa, 'el PSE es determinante en el nuevo tiempo político y debe tener un papel importante en el mismo'.

Bildu concluirá hoy su primera ronda de contactos con Aralar, mientras que el futuro de la Diputación de Guipúzcoa sigue en el aire como el primer día. Lo cierto es que la coalición de EA, Alternatiba e independientes es la única, a priori, que parece haber ganado papeletas para formar gobierno, tanto en el Ejecutivo foral como en el Ayuntamiento de San Sebastián, una vez que el PNV se niega a apoyar al PSE en el Consistorio y que, como réplica, los socialistas vascos le retiran un hipotético respaldo en la Diputación.

El PP vasco pide al PNV 'sensatez' para lograr una alianza global con el PSE

En este escenario, a sólo diez días de la constitución de los ayuntamientos, el lehen-dakari, Patxi López, insistió ayer en que el partido nacionalista no puede esperar el apoyo del PSE para gobernar en Guipúzcoa si no hay un respaldo recíproco en el Ayuntamiento donostiarra: 'Que alguien que, por definición, tenga un planteamiento inicial de rechazo al PSE y respeto a Bildu y pretenda que luego el PSE le apoye me parece ilógico'. El lehendakari acusó al PNV de mantener una 'ambigüedad calculada' y le advirtió de que será el 'responsable' si Bildu llega a gobernar en Guipúzcoa.

López volvió a defender así que, ante el nuevo escenario abierto por la fuerte irrupción de Bildu en las urnas, lo 'responsable' es un pacto global entre el PNV, el PSE y el PP que, a su juicio, pueda garantizar la estabilidad a las instituciones.

El presidente del PNV, Iñigo Urkullu, respondió al lehendakari que el PSE debe ser consciente de los resultados en las elecciones y su 'fracaso'. 'No puede venir el lehendakari a poner sobre el PNV la responsabilidad ante el hecho de que Bildu pueda gobernar. Habrá que ver si Bildu concita acuerdos con los demás y si el PNV presenta o no candidatos', afirmó.

La coalición cree que el papel del PSE es 'importante' para la pacificación

El presidente del PP vasco, Antonio Basagoiti, volvió a 'tender la mano' al PNV para 'optar por la sensatez' y elegir 'el camino de un País Vasco tranquilo que puede progresar económicamente', para sumar sus votos, junto a los del PSE, y evitar que Bildu gobierne.

Ayer también tuvo lugar la reunión entre los cabezas de lista de Bildu y el PSE al Ayuntamiento donostiarra, Juan Carlos Izagirre y Ernesto Gasco. La coalición, la primera fuerza también en San Sebastián, reclamó a los socialistas vascos que 'respeten la voluntad de cambio expresada por la ciudadanía'.

A la salida de la reunión, Gasco, el nuevo candidato del PSE tras la precipitada salida de Odón Elorza, emplazó al presidente del PNV en Guipúzcoa, Joseba Egibar, a no poner vetos al Partido Socialista porque, en su opinión, las mayores coincidencias programáticas se dan entre PNV y PSE. Según Gasco, un Ayuntamiento gobernado por Bildu ofrece 'muchas incertidumbres'.