Público
Público

Blanco acusa al PP de sacar a Aznar para agitar la división

"A Rajoy no le conviene hablar", dice el número dos del PSOE

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Cuestión de agallas. Las que le faltan a Rajoy, según el PSOE, o las que cree derrochar José María Aznar convertido en un samurai de la pureza del PP. Después de que el ex presidente del Gobierno entonara el viernes ante su partido el discurso antiEstatut que Rajoy ha evitado hacer desde que se conoció el fallo del Constitucional, el Partido Socialista cree estar ante la enésima prueba palmaria de quién maneja el timón conservador.

'Tanta valentía' tiene Rajoy, según lamentó el número dos socialista, José Blanco, que 'ha tenido que sacar a pasear a Aznar, el guardián de las esencias, para hablar del Estatut y dar la cara por su partido'. 'A Rajoy parece que no le conviene hablar', argumentó Blanco antes de describir el trabajo sucio que, a su juicio, deja el PP en manos de su ex presidente: 'Sacan a Aznar para agitar el fantasma de la división y del se rompe España', pero 'ya no cuela'.

'No se rompe, ni se hunde insistió Blanco, aunque el PP siga abundando en el catastrofismo y en la discordia'.

Los socialistas piden a CiU que 'no se equivoque de adversario'

Acusando recibo de las advertencias del líder de CiU, Artur Mas, sobre una eventual retirada de cualquier apoyo a la gobernabilidad tras la acogida de Rodríguez Zapatero al fallo del Constitucional, Blanco tendió a la federación nacionalista la misma mano que un día antes había ofrecido el Gobierno en son de paz.

'El problema no es Zapatero, que siempre ha avalado la profundización del autogobierno dentro de la Constitución; quien llevó el Estatut al TC fue el PP', recordó el también ministro de Fomento. El problema, según Blanco, es el partido de Rajoy, que 'quiere hacer manitas con CiU para gobernar en Catalunya'. 'Quienes no quieren autogobierno son quienes quieren coquetear con CiU', insistió, antes de pedir a Mas que 'no se equivoque de adversario' y dibujarle el retrato robot de quien 'ha cargado contra el Estatut' porque 'no cree en la capacidad del país' en alusión al PP.

Blanco se pronunció así en un acto celebrado en Valencia en una jornada en la que varias voces dirigentes coincidieron en el mismo diagnóstico: la hipertrofia verbal de Aznar es sólo una secuela de la atrofia política de Rajoy.

'Siempre sale a marcarle la agenda, igual que hace la presidenta de Madrid, Espezanza Aguirre' para 'ver si, así, alumbrándole el camino, llega Rajoy a la Moncloa', lamentó la secretaria de organización del PSOE, Leire Pajín.

Pajín lamenta que Aznar y Aguirre 'alumbren' el camino a Rajoy 

La número tres socialista coincidió con Blanco en denunciar la bandera que agita Aznar cuando Rajoy calla. 'Chapuza política definición del Estatut según Aznar es defender la constitucionalidad de un estatuto en Andalucía con el mismo artículo con el que defienden la inconstitucionalidad en Catalunya'. 'Chapuza política', insistió Pajín, y 'no haber entendido nada' , es que, después de haber recibido el 'varapalo' del Constitucional, 'lejos de aceptarlo, el PP siga crispando, porque es lo único que saben hacer y es su única forma de hacer política', recalcó la responsable de organización del PSOE.

'No entienden nada, nunca se acordaron de la pluralidad de España, es incapaz de gobernar para todos los españoles', recordó Pajín para describir el desafecto del PP hacia la sensibilidad nacionalista. 'Cedieron tributos y otras políticas no porque creyeran en ellas, sin porque tuvieron que pactar y entonces hablaban catalán en la intimidad', insistió la dirigente socialista en una ofensiva explicativa que los socialistas completaron con una tercera voz.

El ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba cerró el círculo de argumentos del PSOE en relación con el fallo del Estatut asegurando que 'ni rompe España, ni modifica la constitución, ni establece privilegios para los catalanes', tal y como sostiene el PP. 'Las tres cosas eran falsas', insistió Rubalcaba, y esas falsedades 'debilitan a España', concluyó.