Público
Público

Blanco acusa a Dorribo de hacer afirmaciones "calumniosas"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

'Es una auténtica falsedad. Yo soy el que tiene más interés en que rápidamente se conozca la verdad y, en este sentido, se han presentado las acciones judiciales correspondientes para que se clarifique y se condene a aquel que ha pronunciado falsedades y vertido una calumnia'. El ministro de Fomento, José Blanco, oficializó así el arranque de las actuaciones judiciales que emprendió ayer tras la publicación en El Mundo de una supuesta declaración del empresario Jorge Dorribo, quien, según este diario, habría acusado a Blanco en un testimonio judicial de cobrarle 400.000 euros a cambio de facilitarle gestiones con la Administración.

A los desmentidos de Economía y Sanidad negando la concesión de ayudas públicas a Laboratorios Nupel la matriz del grupo de Dorribo, se unió ayer el escrito que Blanco, a través de su abogado, elevó a la titular del Juzgado de Instrucción número 3 de Lugo, que investiga la operación Campeón contra el fraude en la obtención de subvenciones de la Xunta por la que fue encarcelado Dorribo. Le pide que le facilite el testimonio del empresario para acreditar que ha sido él 'u otra fuente' quien se ha 'inventado' lo que publica la prensa' y adjuntar dicho testimonio a una querella.

En su escrito, al que ha tenido acceso Público, el ministro tacha las afirmaciones del empresario publicadas por El Mundo de 'falsas' y 'objetivamente calumniosas'. Blanco 'no recibió ni cobró nada del Sr. Dorribo; ni 400.000 euros ni 350.000, ni nada en absoluto, ni directa ni indirectamente, ni en metálico ni en transferencia, ni en sus cuentas ni a través de supuestas personas interpuestas', recalca.

Asimismo, Blanco 'no sugirió ni a este imputado ni a ninguna otra persona que contratara con Proitec o Electricidad Espiñeira y Bran [propiedad de Manuel Bran, primo de Blanco, a quien Dorribo habría señalado como intermediario en la operación], empresas con las que ni tiene ni ha tenido ninguna relación mercantil ni de ninguna naturaleza', completa el escrito.

El responsable de Fomento niega haber realizado 'nunca' gestiones a favor del empresario que le inculpa en esta trama, en la que Dorribo ha involucrado también a dos parlamentarios gallegos, del PP y el BNG, que ya han dimitido y han anunciado sendas querellas contra el empresario. Por último, el ministro pide a la jueza el levantamiento parcial del secreto que pesa sobre el sumario de la causa 'al menos' para conocer la declaración real de Dorribo.

'Resultaría una cruel paradoja que se hubiera producido la difusión indiscriminada del supuesto contenido de tal declaración, y al propio tiempo se impidiera al afectado o víctima de tales revelaciones acceder al contenido auténtico de la misma en defensa de sus derechos', arguye Blanco. Mantener el secreto, abunda, le colocaría en una 'grave situación de indefensión'. 'Los órganos judiciales han de permitirle la defensa de su honor, brutalmente difamado'.

El ministro subraya que las informaciones 'insinuarían el interés espurio en todas estas mentiras'. ¿Cuál? Que Dorribo consiguió su libertad 'tras haber dicho lo que dijo', ya que está imputado 'en más de una docena de delitos' y por tanto le asiste el derecho a no declarar la verdad.

Ante los Juzgados de Lugo, Manuel Bran presentó la documentación que acredita su relación con Dorribo. 'Facturas, albaranes y presupuestos' entre otros, dijo su abogado, para 'clarificar la relación mantenida con Nupel', con la que facturó 35.000 euros, 'cantidad muy inferior' a los 400.000 que le habría facilitado el empresario a cambio de las supuestas gestiones de Blanco. Bran pidió ser citado por la jueza como testigo para aclarar estas circunstancias.

El PSdeG-PSOE pidió la comparecencia en el Parlamento de Alberto Núñez Feijóo 'para que explique los 3,5 millones en ayudas concedidos a Dorribo'. 'Es momento de que Feijóo abandone el escapismo y dé explicaciones'. Hasta el momento, las únicas subvenciones otorgadas a Nupel proceden de la Xunta, gobernada por el PP, y los únicos imputados en el caso son miembros de este partido, dos directivos del Instituto Galego de Promoción Económica (Igape).

El PP reclamó la comparecencia de Blanco en el Congreso. 'Tal como uno juzga, al final es juzgado', tiró de evocación bíblica Soraya Sáenz de Santamaría para devolver a Blanco sus críticas con los casos de corrupción del PP.

Desde el PSOE, Ramón Jáuregui, Francisco Caamaño, José Bono o Alfonso Guerra, entre otros, cerraron filas con su número dos. Todos labraron una misma idea que verbalizó la coordinadora del Comité Electoral, Elena Valenciano: 'No hay ningún misterio, estamos en campaña electoral y no hay causa ni caso'.