Público
Público

Blanco avisa de que el PP "ya ha sacado la motosierra" para podar el Estado del bienestar

Exige a los conservadores que "no insulten a la inteligencia de los ciudadanos", porque se puede gobernar con austeridad sin recortar el gasto social

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El vicesecretario general del PSOE, José Blanco, advirtió en Pamplona de que el PP 'ya ha sacado la motosierra donde gobierna' para 'cortar de raíz el Estado del bienestar utilizando la excusa de la estabilidad presupuestaria'. Blanco, que intervino ante el Comité Regional del PSN, se refirió así a los recortes anunciados esta semana por María Dolores de Cospedal en Castilla-La Mancha y exigió a los conservadores que 'no insulten a la inteligencia de los ciudadanos, porque se puede gobernar con austeridad sin sacar la motosierra'.

José Blanco señaló que 'se puede ser austero y no gastar en televisiones autonómicas del partido, ni tocar las partidas de salud y educación', en referencia a las políticas del PP en las regiones donde gobierna, y aseguró que 'se pueden equilibrar las cuentas públicas, haciendo por ejemplo que los ricos paguen más' como propone el candidato socialista a las elecciones generales, Alfredo Pérez Rubalcaba, en el borrador de su programa electoral. A este respecto, el vicesecretario general del PSOE advirtió de que 'el PP utilizará la cantinela de la herencia del PSOE para justificar sus políticas de recorte', y por eso, precisó, los socialistas tienen que 'prevenir a los ciudadanos sobre lo que hará el PP si tiene la responsabilidad de gobernar España'.

Blanco advirtió de que 'negar la realidad no sirve para transformar los hechos' al tiempo que exigió que no se toquen las partidas de sanidad ni educación en los ajustes presupuestarios necesarios para el equilibrio de las cuentas públicas 'en este periodo que se augura duro'. Así, destacó la iniciativa de suprimir las Diputaciones acuñada por el candidato Rubalcaba, a la vez que tachó de despilfarradora la gestión del alcalde de Madrid, Alberto RuizGallardón.

El también ministro de Fomento se refirió asimismo a la aprobación el pasado viernes en el Congreso de las reforma de la Constitución para introducir en el texto el imperativo de la estabilidad presupuestaria. 'Este es el periodo más decisivo de España desde la Transición', resumió Blanco. El vicesecretario general del PSOE señaló que la reforma 'servirá para financiar el Estado del bienestar con independencia de los mercados y su volatilidad'.

Pero no fueron muchos los aplausos que arrancaron sus palabras entre los reunidos a pesar de la contundencia con la que el ministro aseguró que 'con la reforma se consigue que el Gobierno gaste sin endeudarse por encima de sus posibilidades'. A su entender, la estabilidad presupuestaria no es 'ni de derechas ni de izquierdas' sino un ejercicio de 'responsabilidad'. En relación a la celeridad del trámite parlamentario en pleno mes de agosto, explicó que 'los tiempos son excepcionales y la rapidez viene marcada'. Criticó además a los opositores a la modificación constitucional su escaso sentido de Estado y argumentó que 'cuando en este país nos hemos mirado al ombligo nos ha ido muy mal'.

A este respecto, el ministro portavoz del Gobierno ensalzó el 'gran paso' dado en el Congreso con la ayuda del PP, un apoyo que valora 'positivamente' y que atribuyó a un 'ataque de responsabilidad' del presidente de los conservadores, Mariano Rajoy. 'Fue una pena que no la tuviera cuando España y los españoles más necesitaban de su apoyo', dijo Blanco, tras lamentar que en estos últimos cuatro años el presidente del PP haya hecho permanentemente 'un inventario de problemas pero nunca ha presentado un catálogo de soluciones'.

En todo caso, valoró que el PP y el PSOE hayan 'ratificado' en el Congreso que el 'principio de estabilidad presupuestaria' se consagre ahora en la Constitución, un elemento que, según el dirigente socialista está 'en el ADN de lasocialdemocracia'.

Blanco tampoco quiso dejar pasar la oportunidad de dirigirse a los 'desencantados de la política', a quienes quiso trasladar el convencimiento de que 'es de todas las actividades humanas la que más progreso ha generado, y la fórmula de construir un futuro más decente'.

Sus últimas palabras fueron para recordar el compromiso socialista con el país y asegurar que 'si los ciudadanos votan pensando en quién va a ser el mejor presidente para España votarán al candidato del PSOE'.

El ministro portavoz se trasladó a la capital navarra para clausurar el Comité Regional de los socialistas en la comunidad foral. Le precedió en el uso de la palabra el vicepresidente del Gobierno foral, Roberto Jiménez, quien animó a militantes y simpatizantes a salir a la calle para ilusionar con el futuro y el mensaje del candidato socialista, Alfredo Pérez Rubalcaba.