Público
Público

Blanco avisa: un veto al Presupuesto bloqueará la nueva financiación

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Sin la aprobación de los Presupuestos Generales (PGE) para 2009 no habrá nuevo modelo de financiación autonómica. Así de claro y contundente lo advirtió el vicesecretario general del PSOE, José Blanco, dirigiéndose a las formaciones políticas catalanas, y en especial a CiU, a la que criticó por haber tomado una 'deriva radical'. Los nacionalistas, ERC, ICV y PP defienden un frente común de rechazo a las cuentas del Estado, y algunos miembros del PSC han amagado con un posible voto contrario de los 25 diputados del PSC como medida de presión en la negociación sobre el sistema de financiación, algo que ha creado gran malestar en el PSOE.

El aviso llegó dos días después de que Zapatero quisiera parar los pies al Gobierno catalán y Montilla afirmando que ha cumplido con el Estatut y marcando límites en la negociación. Acallado el PSC, que se propone calmar las aguas para retomar con serenidad el diálogo, el nuevo toque de atención llegó transcurridas 24 horas desde que el líder de CiU, Artur Mas, afirmara que su formación está dispuesta a presionar al máximo al PSC para que haga frente al PSOE mediante la amenaza de bloquear los presupuestos. Blanco consideró 'sorprendente', en declaraciones a Efe, la postura de los partidos catalanes, y recomendó esta vez especialmente a CiU que 'arrime el hombro'.

En opinión del número dos del PSOE, si no hay presupuestos nuevos ni reforma del modelo de financiación 'Catalunya saldrá perdiendo igual que el resto de Comunidades Autónomas'.

Reclamó también a los partidos catalanes, que forzarán en la Diputación Permanente la comparecencia de Zapatero al Congreso para dar explicaciones sobre las negociaciones, que se aclaren, ya que a la vez exigen un diálogo bilateral.

Grandes contradicciones

Lo mismo pidió al Partido Popular, que pese a haber recurrido el Estatut ante el Tribunal Constitucional, pide ahora otro modelo de financiación 'justo' para Catalunya al igual que las formaciones catalanas. En este sentido, le reclamó que retire el recurso. Para el dirigente socialista, el debate ha puesto de manifiesto que 'el modelo de financiación del PP ha fracasado'.

CiU tardó muy poco en responder, negando cualquier radicalización y reiterando que 'lo preocupante' es que 'el PSOE está incumpliendo la financiación que se refleja en el Estatuto', lo que sí consideró 'una radicalidad'. Lejos de rectificar en sus posiciones, el secretario adjunto de CDC, Felip Puig, reclamó a Montilla, que aclare si el PSC apoyará o no los PGE. 'La negociación de los presupuestos es la llave que ha de abrir la financiación', dijo Puig.

Mientras el PSC siguió ayer sumido en el silencio, quien sí tomó la palabra en el Gobierno catalán fueron los representantes de ERC.

El Estado, el insolidario

El consejero de Innovación, Universidades y Empresa, Josep Huguet, calificó de 'completamente irresponsable e insolidario' que el Estado 'se niega a rebajar su peso en el conjunto de recursos cuando los servicios con más peso han sido transferidos', lo que conlleva que en Catalunya no se puedan continuar prestando los servicios que ofrece si no haya una solución 'mínimamente justa' en el nuevo modelo de financiación.

Tanto Huguet como el consejero de Governación, el también republicano Jordi Ausàs, realizaron un llamamiento a mantener la unidad de partidos catalanes, 'incluso con el PP', añadió Huguet, para hacer frente común en Madrid y lograr así una financiación 'justa'.