Público
Público

Blanco no ve posible cancelar la hipoteca entregando la vivienda

Fomento cree que la medida "pondría en dificultades" el sistema financiero

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El ministro de Fomento, José Blanco, se mostró ayer 'dispuesto y abierto' a estudiar medidas para evitar que se siga incrementando el número de ejecuciones hipotecarias, que sólo en el primer semestre de este año han dejado sin casa a más de 50.000 españoles. Pero, entre esas medidas, no contempla 'bajo ningún concepto' que la entrega de la vivienda compense la deuda hipotecaria.

Esta última fue una de las propuestas que formuló ayer en el Pleno del Congreso el portavoz de CiU en la Comisión de Vivienda, Pere Macías, durante una interpelación al ministro. El diputado nacionalista planteó a Blanco la necesidad de realizar alguna 'modificación de la regulación hipotecaria' para que, 'en algunos casos', pueda considerarse 'la dación en pago de la vivienda como una fórmula de satisfacción de la deuda reclamada en procedimiento de ejecución hipotecaria por impago del préstamo' bancario.

CiU propone que se permita la 'dación' de la vivienda para pagar el préstamo

Según la legislación actual, cuando una persona no es capaz de seguir abonando sus letras el banco embarga la vivienda y la pone a subasta. Pero el afectado por desahucio tiene la deuda viva si esta supera el valor del inmueble, y ha de pagarla, al igual que los intereses. De lo contrario, el banco retiene el resto de bienes disponibles.

Fuentes del Ministerio de Fomento descartaron ayer la opción propuesta por CiU al considerar que sería una irresponsabilidad aprobarla en el momento actual, cuando los bancos y las cajas ya tienen un importante stock de viviendas, 'Aceptar la dación de viviendas en pago de las hipotecas pondría en dificultades el sistema financiero ', añadieron dichas fuentes. En esta misma línea, la portavoz de Vivienda del PSOE en el Congreso, Ana María Fuentes, consideró que la dación 'no solucionaría el problema' de los desahucios, 'porque no tendría efecto retroactivo' y las hipotecas que presentan impagos han sido contratadas con anterioridad.

La propuesta no es nueva. IU ya planteó a principios de año una proposición no de ley ante la alarmante proliferación de ejecuciones hipotecarias. Pero la iniciativa se descafeinó tras ser debatida en la Cámara Baja, y tan sólo se aprobó un texto, apoyado por el PP y rechazado por el PSOE, que instaba al Gobierno a elaborar un informe que estudiara la posibilidad de que 'la obligación de los deudores se hiciera efectiva únicamente sobre los bienes hipotecados'.

El Gobierno está dispuesto a estudiar otras medidas para evitar los desahucios

Pablo Matos, portavoz de Vivienda del PP, se pronunció ayer en este mismo sentido. Más favorable se mostró el portavoz del PNV, Emilio Olabarria, quien consideró que 'a una persona que pierde una vivienda no se le debería de castigar más allá de esa pérdida de la vivienda'.

Otra de las medidas que puso Pere Macías encima de la mesa es que en la concesión de préstamos hipotecarios se favoreciera la 'contratación de seguros de protección de tipos de interés, de seguros de protección de pagos o incluso de seguros de crédito hipotecario'. De esta forma, en el caso de que hubiera letras que no se pudieran pagar, sería la entidad bancaria quien sufragara esos gastos.

Las fuentes de Fomento consultadas por este diario tampoco se mostraron favorables a estudiar esta medida, ya que, explicaron, los seguros encarecerían aún más las hipotecas. La diputada Ana María Fuentes cuantificó ese incremento en un 20%. En cambio, el Ejecutivo sí es más favorable a analizar la posibilidad de reducir el límite de embargabilidad del salario del deudor. A raíz de los llamados Pactos de Zurbano, el porcentaje se redujo al 40% del sueldo del hipotecado, en el caso de los salarios más bajos.

Desde el Grupo Socialista también abrieron la puerta a 'buscar fórmulas para flexibilizar' la denominada Línea ICO Moratoria, vigente desde enero de 2009. La medida tiene como objetivo el aplazamiento temporal en la obligación del pago del 50% del importe de las hipotecas de los españoles parados hasta 2011. La oposición lleva exigiendo desde hace meses que se flexibilicen los requisitos para acceder a dicha prestación.