Público
Público

Blesa declara como imputado por conceder un crédito de 26,6 millones a Diáz Ferrán

El expresidente de Cajamadrid otorgó el dinero cuando el exjefe de la patronal era consejero de la entidad. Un juez de Madrid investiga a ambos por delitos societarios y de falsedad documental

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El expresidente de Cajamadrid Miguel Blesa declarará este miércoles como imputado ante el juez de Instrucción número 9 de Madrid, por la supuesta concesión privilegiada de un crédito de 26,6 millones de euros al expresidente de la CEOE Gerardo Díaz Ferrán, que en la época de los hechos era consejero de la caja de ahorros madrileña.

El juez mantiene además la citación este miércoles del propio Díaz Ferrán como imputado en la causa. La comparecencia dependerá de su compatibilidad con la puesta a disposición judicial, también prevista para este miércoles, del juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco, que le investiga por delitos de alzamiento de bienes y blanqueo de capitales en relación a la quiebra de Marsans.

Díaz Ferrán fue detenido este lunes en su casa de Madrid como consecuencia de la investigación policial derivada de la querella presentada por cuatro acreedores mayoristas contra él, que le acusan de haber ocultado sus bienes para no pagarles los 45 millones de euros que les adueda. Este miércoles está previsto que pase a disposición judicial.

En la causa que instruye el Juzgado número 9 de Madrid, a las 12.30 horas de este miércoles está previsto que declare como imputado Miguel Blesa, que deberá responder por el crédito de 26,6 millones de euros que concedió Caja Madrid a Air Comet, una de las empresas de Díaz Ferrán, que cesó sus operaciones en diciembre de 2009 antes de declararse en concurso de acreedores (antigua suspensión de pagos).

Díaz Ferrán fue consejero de Caja Madrid en representación de la patronal madrileña de los empresarios (CEIM) hasta enero de 2010, cuando salió junto a Blesa, que fue sustituido por Rodrigo Rato.

Según la denuncia presentada por el sindicato Manos Limpias a principios de 2012, la concesión del crédito en condiciones supuestamente ventajosas y de forma fraudulenta sería constitutiva de delitos societarios y falsedad documental, además de haber causado un grave perjuicio para los clientes de Caja Madrid, hoy integrada en Bankia. 

Tras la salida de Díaz Ferrán de la caja de ahorros, su sucesor en la CEIM Arturo Fernández pasó a ocupar plaza en el Consejo de Administración. Como consejero de Bankia --donde se fusionó la caja madrileña--, Fernández, que además es cuñado de Díaz Ferrán, está llamado a declarar como imputado por el juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu, que investiga el agujero detectado en agosto de 2012 en la entidad bancaria que presidía Rodrigo Rato.