Público
Público

Blindaje policial contra grupos independentistas en la Diada

El alcalde de Barcelona lamenta que esta celebración "cada año se convierte más en un día de reivindicación"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La tradicional ofrenda al monumento de Rafael Casanova en Barcelona, con motivo de la Diada de Catalunya, ha repetido blindaje policial, como el pasado año, para aislar a los políticos catalanes de los abucheos de los más radicales.

Los accesos al tramo de la Ronda de Sant Pere de Barcelona a la altura del monumento se encuentran cortados y las decenas de personas que habitualmente acuden a presenciar la ofrenda se encuentran a un centenar de metros de la estatua.

Los abucheos e insultos de grupos independentistas radicales cada vez que los dirigentes de un partido depositaban su corona de flores se había convertido en algo habitual.

En los primeros momentos de la ofrenda floral destacó sobre todo la tranquilidad del público, que portando banderas e iconografía independentista, se mantuvo en un silencio tan solo roto por los acordes de 'Els Segadors' que interpretados una y otra vez por la orquesta.

La delegación del Generalitat, encabezada por Artur Mas y el resto de sus consellers, han sido de los primeros en depositar su ofrenda a los pies de la estatua de Rafael Casanova, a la que alguien le ha colocado en la mano una bandera independentista.

El alcalde de Barcelona, Xavier Trias, ha felicitado a los ciudadanos por la Diada, pero ha lamentado que esta celebración 'cada año se convierte más en un día de reivindicación' que en una festividad normal.

Trias ha pedido que 'se respete' a los catalanes en vez de poner obstáculos a su maneras de ser y de proceder, ha dicho. También quiere que los barceloneses que cuelguen banderas catalanas en los balcones para 'dejar clara su posición', pero desde el civismo.