Público
Público

Un BNG dividido reelige como líder a Guillerme Vázquez

La candidatura alternativa, encabezada por Xosé Manuel Beiras, logra el 45% de los votos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La militancia nacionalista gallega se movilizó en la tarde de ayer in extremis para designar a sus líderes. El actual portavoz del Bloque Nacionalista Galego (BNG) en el Congreso de los Diputados, Francisco Jorquera, fue elegido en una primera ronda candidato a la Presidencia de la Xunta de Galicia, con el 53% de los votos emitidos, mientras que se hicieron necesarias dos votaciones para proclamar al portavoz nacional, el máximo cargo de la formación, puesto en el que finalmente repite Guillerme Vázquez.

La corriente mayoritaria en el seno de la formación frentista, Unión do Povo Galego (UPG), había logrado previamente introducir en los estatutos la llamada 'bicefalia', que establece que los cargos de portavoz y candidato a la Xunta 'deban ser ocupados por personas distintas, siendo la mejor forma de preservar el funcionamiento orgánico del BNG sin que se vea afectado por la dinámica y acción institucional y electoral'.

El diputado Francisco Jorquera será el candidato a la Xunta de Galicia

El nacionalismo gallego celebró durante el fin de semana una de las asambleas más decisivas de su historia, entre reproches y amenazas de escisión de las distintas corrientes que la conforman. Máis Galiza y Encontro Irmandiño habían unido sus fuerzas y presentaban a Carlos Aymerich, portavoz en el Parlamento gallego, como candidato a la presidencia de a Xunta y al histórico dirigente Xosé Manuel Beiras, como portavoz nacional.

Pero, finalmente, los aspi-rantes de Alternativa Pola Unidade, con el respaldo de la UPG, se impusieron. Un resultado que, según Beiras, muestra 'con toda claridad' que el BNG 'está dividido en dos', por lo que reclamó a la nueva dirección que 'tome nota' e inicie un proceso de 'regeneración para que no se produzca una ruptura'.

Al término de la segunda votación por el liderazgo, de la que salió vencedor Guillerme Vázquez que acaparó el 53,8% de los sufragios, Beiras aseveró que 'está claro que hay un empate técnico' entre Alternativa pola Unidade y la candidatura que él representaba, la unión de Máis Galiza y Encontro Irmandiño.

Beiras no deja claro si seguirá en la coalición nacionalista

Por ello, dijo no tener claro si a partir de ahora 'dará la batalla dentro o fuera del BNG'. Beiras exigió como condición para seguir que 'se pueda ejercer la crítica sin censuras internas', de modo que se permita 'recuperar la diversidad, la igualdad y el respeto recíproco'. Porque no será hasta entonces cuando, en ese hipotético nuevo escenario, la corriente que lidera, Encontro Irmandiño, decida si continúa dentro de la formación.

Beiras había criticado en el mismo escenario apenas unas horas antes que el BNG haya 'perdido la confianza de todos los sectores', sobre todo 'de la gente más joven, 'tanto de edad como de mente' y de aquellas personas que 'practican la democracia en la sociedad civil y la rebeldía'. Por ello avisó de que 'no aguantarán' dentro de las filas nacionalistas si no se cambia el rumbo. 'Y eso será un drama para el BNG y para el conjunto del nacionalismo gallego', añadió tajante.

Visiblemente decepcionado por la derrota, el líder de Máis Galiza, el diputado Carlos Aymerich, se mostró dispuesto a dejar la primera línea de la política. 'Creo que ya he cumplido una etapa y hay otros compañeros y otra gente que tienen que protagonizar la etapa siguiente; desde hoy, Jorquera es mi candidato', apuntó.

No obstante, quiso dejar claro que su militancia en el nacionalismo supone 'un compromiso vital'. 'Ahora tenemos que centrarnos más en lo que nos une que en lo que nos separa', añadió en un aparente tono conciliador, después de señalar que el cónclave ha supuesto 'un punto de inflexión que prueba el deseo de contar con un BNG plural'. 'Se hace necesario buscar cómo entendernos', añadió.

Como broche final, en una llamada a olvidar las diferencias, Guillerme Vázquez clausuró la asamblea afirmando que 'el Bloque sale sin vencedores ni vencidos'. 'Todos y todas cabemos en el BNG, y más que han de venir', insistió.

Por ello, el refrendado líder se comprometió a trabajar 'con entusiasmo a favor del proyecto común' del nacionalismo y apostó por ser 'un compañero más'. Vázquez instó además a la formación a ser 'más plural, coherente y cohesionada', para convertirse en un 'instrumento útil' al servicio de Galicia.

El claro vencedor de la jornada, el diputado Francisco Jorquera, se limitó a parafrasear una canción: 'Tanta pasión por Galicia, quién podrá detenerla'.