Público
Público

Boi Ruiz no entiende el "descontento" con los ajustes

El conseller culpa a los alcaldes de hacer cundir la alarma en la población

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El conseller de Salut de la Generalitat, Boi Ruiz, ha justificado por enésima vez los duros recortes que ha acometido su departamento, a los que ha calificado de 'técnicamente impecables', y ha lamentado la falta de 'corresponsabilidad' de algunos ayuntamientos catalanes.

El responsable autonómico de la sanidad ha criticado a los consistorios por hacer alarmismo, instrumentalizar la opinión de los ciudadanos y hacer 'una política de baja intensidad'. En declaraciones a los medios de comunicación previas a la conferencia inaugural de la 43 edición de la Universitat Catalana d'Estiu (UCE), foro anual de intercambio de ideas del nacionalismo catalán, el conseller ha señalado que el Govern no ha encontrado la 'corresponsabilidad política necesaria' de algunos municipios en lo que ha llamado, en lugar de recortes, 'la racionalización' de la sanidad este verano.

Ruiz se ha mostrado 'reacio a hacer política con la sanidad' y ha hecho un llamamiento para que no se instrumentalice 'la opinión de los ciudadanos'. El titular de la salud catalana ha denunciado que 'no se puede hacer sufrir a la gente mayor diciéndoles que no tendrán servicios, que lo perderán todo y que se está desmantelando el Estado del bienestar'.

El conseller ha manifestado que, desde su departamento, 'no acaban de entender el descontento' de ciudadanos y autoridades, y ha señalado como responsables a los alcaldes y ediles de localidades del Vallès, la cuenca del río Llobregat y la Catalunya central, las más afectadas por el tijeretazo.

El dirigente convergente ha negado que las medidas aplicadas por su departamento hayan suprimido el servicio de atención sanitaria nocturna. 'Hemos explicado a las autoridades locales y a los ciudadanos que no dejan de tener el servicio de atención continuada nocturna sino que ha sido sustituido por la atención de un médico a domicilio o el envío de una ambulancia', ha explicado el conseller de Salut.

Boi Ruiz, que procede de la patronal sanitaria catalana y que es uno de los consellers más cuestionados por sindicatos y organizaciones sociales a causa del ajuste presupuestario, ha señalado, además, que en caso de que se viva un 'otoño caliente', en referencia a las protestas sociales, 'no será como consecuencia' de los recortes sanitarios, sino por el contexto de la crisis.

El líder de la sanidad catalana ha defendido también el 'pacto fiscal' que llevaba CiU en el programa electoral, del que ha dicho que será el 'gran caballo de batalla' del Govern como un punto de partida para que Catalunya pueda mantener un sistema sanitario propio.

En esta línea, Ruiz ha pedido a PP y PSOE que, 'gobierne quien gobierne' después de las elecciones, lleguen a un acuerdo 'para buscar vías de financiación alternativas a la salud' que permitan afrontar la devolución de la deuda y el aumento del gasto derivado del 'envejecimiento de la población', el 'aumento de enfermedades crónicas' y 'la innovación'.