Público
Público

Bono coloca el busto del republicano Azaña frente a la reina Isabel II

El presidente del Congreso considera que la sala presidida por la reina Isabel II es el "mejor lugar" para aposentar al depuesto presidente tras el alzamiento militar  

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Congreso de los Diputados ha recibido este lunes el busto del que fuera presidente de la II República española, Manuel Azaña, y que ha sido colocado en la sala más noble del edificio de la Cámara Baja, frente a frente con la estatua de la reina Isabel II.

La figura se ha situado en el vestíbulo de Isabel II, la sala que se sitúa justo detrás de la puerta principal del Congreso, conocida como Puerta de los Leones. Allí, en uno de los extremos, está la estatua de cuerpo entero de la reina, bajo cuyo mandato se construyó el Parlamento.

La escultura labrada en piedra y realizada por Evaristo Bellotti ha sido donada por Izquierda Republicana, el partido que dirigió Azaña, hoy coaligado con Izquierda Unida. A la representación asistió su presidente, Isabelo Herreros.

Bono ha considerado que el 'mejor lugar' para aposentar al depuesto presidente de la república tras el alzamiento militar de Franco era el lado opuesto de esa misma sala.

Ningún otro miembro del órgano rector estuvo presente en el actoSe trata de un lugar especial para los representantes de dos modos distintos de regir España. Ambos fueron jefes de Estado, ella por herencia, él por elección de la ciudadanía; y ambos murieron en el exilio.

Tanto Bono como el diputado de IU Gaspar Llamazares han considerado que este es el lugar que le corresponde a Azaña y confían en que nadie lo traslade, porque sería tanto como 'deshonrar la memoria de la libertad', tal y como dijo el presidente del Congreso.

La excesiva prevención sobre la ubicación de la escultura hace pensar en posibles disensiones dentro de la Mesa del Congreso. De hecho, ningún otro miembro del órgano rector de la Cámara Baja estuvo presente en el acto.

Desde el pasado mes de septiembre Azaña ya cuenta con un retrato circular en el Congreso, cuya colocación se hizo coincidir con la de una imagen similar del expresiente del Gobierno Adolfo Suárez, y que también se pensaban colocar en el Vestíbulo de Isabel II.