Público
Público

Bono extingue un conato de incendio en el Congreso

El presidente del Parlamento arroja un vaso de agua al salir humo y un fuerte olor a quemado de la fuente de alimentación de un PC

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Un vaso de agua arrojado por el presidente del Congreso de los Diputados, José Bono, extinguió esta mañana un pequeño conato de incendio en el hemiciclo provocado por la fuente de alimentación de su ordenador, del que que comenzó a salir humo y un fuerte olor a quemado que alertó a quienes estaban más cerca.

Fue el propio Bono el que explicó después en los pasillos del Congreso lo que había ocurrido y que fue él quien arrojó el agua del vaso que cada miembro de la Mesa tiene delante mientras se celebra la sesión plenaria.

'No ha habido nada más'. 'Lamento que no podáis poner un titular hablando de las llamas', dijo con ironía a los medios de comunicación.

'El cable de alimentación ha sufrido un pequeño cortocircuito o algo así', explicó la vicepresidenta primera de la Mesa, Teresa Cunillera. El incidente no ha tenido ninguna trascendencia puesto que todo ha seguido funcionando con normalidad a los pocos minutos, aunque para 'desesperación' de los periodistas no hay ninguna imagen ni fotografía que haya registrado el episodio.

Y no las hay porque cuando todo ha sucedido, sobre las diez de la mañana, la cámara de televisión que el Congreso tiene en el hemiciclo estaba fija en la intervención del diputado del PP Andrés Ayala durante el debate del 'decretazo' del Gobierno sobre el salario de los controladores aéreos. Tampoco los fotógrafos que habitualmente cubren la información parlamentaria se encontraban en el interior porque esperaban en el patio la llegada de la ministra de Economía, Elena Salgado.

'No ha sido nada, ha durado unos segundos y sólo ha salido un poquito de humo', ha contado, por su parte, la vicepresidenta segunda de la Mesa, Ana Pastor, quien ha asegurado que el ordenador de Bono ha seguido funcionando sin problemas.