Público
Público

Bono tramita la transparencia parlamentaria cuatro meses después

Restringe la opción de compatibilizar el escaño con otras profesiones, suprime los complementos de pensiones y marca que sean públicos los patrimonios de los parlamentarios desde septiembre

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Con cuatro meses de retraso los presidentes del Congreso, José Bono, y del Senado, Javier Rojo, han trasladado este martes sus propuestas de transparencia en ambas cámaras a los grupos políticos.

Entre los puntos destacan la supresión de los complementos de pensión de los parlamentarios pero sin carácter retroactivo, la restricción al mínimo las posibilidades de compatibilizar el escaño con actividades profesionales, y la apertura del Registro de Intereses de las Cámaras para permitir que los ciudadanos puedan consultar vía web no sólo las actividades de los parlamentarios, sino también su declaración de bienes.

Para la elaboración de este documento, Bono tomó como base las propuestas que solicitó con carácter urgente a los distintos grupos parlamentarios en el pasado mes de febrero con sus ideas para reformar el régimen de protección social de los parlamentarios y el sistema de incompatibilidades al que están sujetos. Sin embargo, el presidente de la Cámara Baja ha preferido guardar dichas propuestas hasta que hubiera pasado el periodo electoral marcado por el 22-M.

Con respecto a la dedicación de los parlamentarios a su actividad en las cámaras, la iniciativa conjunta no incluye finalmente una reforma legal para endurecer el régimen de incompatibilidades de diputados y senadores, al entender que la normativa actual es suficiente.

Pero sí trata de implantar en los órganos competentes de las dos cámaras una nueva doctrina más exigente y rigurosa a la hora de autorizar la compatibilidad de actividades privadas profesionales a los parlamentarios, evitando el 'estatus' actual donde las excepciones se han convertido en norma.

El segundo asunto abordado se refiere a la 'transparencia', y aquí sí hará falta cambiar la LOREG para establecer el 'carácter público' del Registro de Intereses de los diputados y senadores. Se haría mediante una proposición de ley firmada por todos los grupos, que se tramitaría en lectura única, el procedimiento más rápido, durante los meses de junio y julio.

Así las Mesas Conjuntas podrán modificar antes de agosto las disposiciones internas para poder publicar las declaraciones en la web en el mes de septiembre. Y se hará, apunta el informe, mediante unos formularios 'de modo que permitan la máxima transparencia, con la única cautela de garantizar la seguridad del declarante'.

En dicha declaración pública de bienes y patrimonios han quedado fuera las de los familiares de los parlamentarios, como así lo solicitaba el grupo socialista.

La modificación del régimen de pensiones ocupa la tercera parte de la propuesta, en la que los presidentes abogan por eliminar el complemento de pensión que en su día se estableció para dar cobertura a diputados de las primeras legislaturas que sufrieron exilio y no pudieron cotizar a la Seguridad Social.

También pretenden que la indemnización por cese que reciben los exdiputados y exsenadores sea incompatible con 'cualquier trabajo remunerado mediante sueldo, salario, arancel u honorarios' que perciba el parlamentario cesante, y será igualmente incompatible con el cobro de pensión.

Otra medida a adoptar es la supresión del mantenimiento en alta en la Seguridad Social de los exparlamentarios que gozan de este derecho para completar el período de cotización hasta causar derecho a pensión de jubilación.

Y las ayudas previstas en el Reglamento de Pensiones deberán ser motivadas y acordadas por tres quintos de las Mesas Conjuntas, es decir, por diez votos, en tanto que se quitan las ayudas a favor del cónyuge o hijos menores de 25 años por fallecimiento. Estas disposiciones no requieren cambios legales y por ello entrarán en vigor inmediatamente, aunque se mantendrán los derechos ya adquiridos.