Público
Público

Botella bajará los impuestos en Madrid pero seguirá recortando servicios

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Con las elecciones municipales dentro de un año y medio, la alcaldesa de Madrid, Ana Botella, sigue el camino de la Comunidad de Madrid y anunció este jueves una reducción gradual de los impuestos municipales en Madrid. El Ayuntamiento de la capital rebajará la tasa de basuras en 2014, el impuesto de circulación en 2015 y el IBI en 2016 pesea que mantiene una deuda por encima de los 7.000 millones de euros.

En el caso de la tasa de basuras la rebaja será del 12%, pero la prestación del servicio también se rebajará en el mismo porcentaje ya que, según matizó después la concejala de Hacienda, Concepción Dancausa, el coste del servicio no puede superar la recaudación. 

Además, Botella que para 2015 está prevista una rebaja del 10% en el Impuesto de Vehículos de Tracción Mecánica y en 2016 un 5% del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI). La alcaldesa también manifestó su intención de que a mediados de 2014 se vuelvan a recuperar los beneficios fiscales que se producían en la transmisión mortis causa del Impuesto de Plusvalía en las viviendas habituales.

Sobre el IBI, Dancausa recordó que el Gobierno estableció un recargo del 4% para todos los ayuntamientos al tiempo que les obligaba a 'no tocar el IBI' desde 2012 a 2016. Es por eso que el Ayuntamiento puede reducir el porcentaje desde 2016 (5%), lo que se une a la eliminación del recargo estatal (4%) sumando un total final para el contribuyente del 9%. Quedará congelado hasta el año 2023.

Estas rebajas de impuestos se incluyen en el modificado Plan de Ajuste 2012-2022, aprobado este jueves en Junta de Gobierno. La alcaldesa ha insistido en que su compromiso era el de 'reducir los impuestos cuando fuera posible' al ser 'partidarios de gravar lo menos posible a los madrileños para resistir mejor la crisis, dinamizar el consumo, crear empleo y mejorar la actividad productiva'.

En rueda de prensa tras la Junta de Gobierno, Botella reconoció que esta rebaja es 'muy pequeña y a largo plazo'. 'Iniciamos una rebaja fiscal progresiva, ahora muy pequeña'. concluyó.

Además, el Gobierno de Ana Botella aprobó lo que se antoja una difícil cuadratura del círculo:un Plan de Reducción de Deuda 2013-2018 y operaciones de refinanciación del crédito a largo plazo a concertar por un importe máximo de 333.773.499,00 euros.

Con las operaciones aprobadas hoy, la deuda vida prevista a 31 de diciembre de 2013 será de 7.074 millones, es decir, 355,51 millones de euros menos que la existente a finales de 2012, después de haber amortizado el pasado ejercicio 726 millones y tener previsto para éste otros 732.